Edición Impresa

Llegó a pasar hambre y ahora vale 10 palos

El Itapeño Núñez debutó en la primera de Huracán.

Cristian David Núñez Vázquez; no confundir con el otro paraguayo homónimo que juega en Lanús, se estrenó ayer en la primera del fútbol argentino con la camiseta de Huracán a sus 20 pirulos.

El delantero compatriota había firmado la semana pasada su primer contrato hasta diciembre del 2023 con cláusula de rescisión de nada más y nada menos que US$ 10.000.000. Esa cifra millonaria indica que estamos frente a un crack en proceso que ayer debutó ingresando a los 69’ en el empate de su equipo 1 a 1 con Vélez.

Cristian Núñez Huracán.jpg

Un dato no menor es que ashá lo ven como el nuevo Alejandro Romero, jugador de la Albirroja e ídolo del Globo.

"Me están comparando con el Kaku porque empezó también en inferiores y justo me dieron la 17 que él usó", contó la promesa guaraní a EXTRA.

De itapé a Bs. As.

Núñez, oriundo de la ciudad de Itapé del departamento del Guairá, proviene de una familia humilde dedicada al campo. A los 7 años se fue a vivir a la casa de un conocido para practicar fútbol en Villarrica con el consentimiento de mamá y papá.

"Pocas veces yo trabajé porque desde chiquito empecé a jugar con la pelota, mis padres me apoyaron", mencionó.

Tres años después fue a Asunción para chutar en Libertad y cuando cumplió 15 decidió aceptar la invitación de un tío para ir a perseguir su sueño futbolero en Argentina porque acá hendy la sitú.

"A veces no comía bien, no tenía para mi pasaje y así, era difícil", reveló.

Una vez ashá, tardó 2 años en fichar por falta de documentos y casi tiró la toalla.

"Heta mba’e ohasa che akãrupi, ahase jey umía porque apensa che futuro, arekoma 17 ha ndajugaiti", recordó.

Cristian sabía que si volvía a Paraguay iba a echar por la borda todas sus metas. Al final se quedó, solucionó sus papeleos y la rompió en la Sub 17 y la reserva hasta que en este 2020 subió a la categoría principal de Huracán.

WhatsApp Image 2020-10-30 at 17.52.35.jpeg

Siendo hoy todo un pelotero profesional solo piensa en darle lo mejor a sus amados padres.

"Es un buen sueldo, ahora sí puedo ayudar a la familia. Quiero construirles una casa para que no trabajen más en la chacra", comentó.

Dejá tu comentario