Edición Impresa

Le metió 2 goles a Cerro y lo echaron de su casa

Mamá de Amancio Mereles es hincha enferma del Ciclón.

Se dice que el amor de una madre es más fuerte que todo, pero cuando entra a tallar la pasión por los colores hay ciertas excepciones como le ocurrió a un exfutbolista de River.

Amancio Mereles, delantero de la década de los 80’, contó a EXTRA lo extremadamente fanática que era su vieja, Ña Ofelia, por el Ciclón de Barrio Obrero.

"Mi mamá se desmayaba luego cuando perdía Cerro", mencionó.

Allá por 1984, el crack del Kelito enfrentó en un duelo muy especial al azulgrana convirtiéndole dos tantos en un empate 2 a 2. No lo disfrutó demasiado porque su progenitora se encontraba en el estadio.

"Antes de comenzar el partido me fui a decirle desde la cancha: ‘Tranquila que mamá, calmate nomás’. A los 10 minutos ya hice un gol y cuando miro hacia la gradería mamá ojepejupama. ‘Nderak...’ dije. Después Cerro lo da vuelta. En el segundo tiempo hago un gol de chilena y ahí ya no miré más porque ya sabía cómo iba a ser", relató entre risas.

Amancio Mereles.jpg

Al terminar el cotejo, en vez de recibir abrazos y felicitaciones de la madre cerrista, esta lo invitó a su hijo a retirarse “cordialmente” de la casa.

"Cuando iba a entrar me dice: ‘Nde, mitã’i, tereho che ái, ko estedia nderekarumoái ko’ape’. Le hice un gol de chilena de la gran p... a Cerro en Primera con 18 años ha añemose che rógagui, increíble pero pasó", rememoró.

Ahora la señora tiene 90 años y sus sentimientos por el club del pueblo continúan intactos. "Sigue siendo enferma del Ciclón", indicó el expelotero.

Cuenta pendiente

Actualmente Mereles (56 años) es entrenador del Sajonia en fútbol playa pero su deseo es volver algún día a los Jardines para ayudar a que broten jóvenes valores como en los viejos tiempos.

"La vez pasada hablamos de por lo menos para trabajar en las inferiores pero lastimosamente no tuvimos una receptividad positiva. Queríamos hacernos cargos porque antes River era semillero y hace rato no salen más jugadores de la cantera", señaló.

Jugaba gratis

El antiguo artillero del Kelito confesó que chutaba por amor a la camiseta en el barrio Mburicao.

"Jugué 3 años en Primera División, fui goleador del campeonato del 84 y en mi vida cobré un sueldo en River Plate. Pero tampoco me preocupaba porque yo iba a jugar gratis, solamente quería estar en la cancha", comentó.

"En esa época el premio era G. 35.000 y con eso subsistíamos", agregó.

Dejá tu comentario