Extra

Edición Impresa

Las finales de la Liga luqueña A PURO SOCO

Nuevamente los hechos de violencia se hicieron presentes en las canchas de fútbol. Esta vez ocurrió en la Liga luqueña, donde General Caballero se enfrentó al 3 de Mayo. La gresca se originó cuando alguien le pegó a una señora.

El fin de semana se disputaron las revanchas de las finales en la Liga Luqueña de Fútbol y no hubo campeón tanto en la categoría juvenil como en la principal; pero lamentablemente sí apareció el infaltable moquete que constantemente ensucia la imagen de los campeonatos de la UFI.

El sábado igualaron General Caballero de Ita Angu’a y el 3 de Mayo 1 a 1 y como empataron también en el juego de ida, deberán recurrir a un tercer encuentro para definir el título.

Al finalizar el compromiso, los ánimos estaban bastante caldeados, como siempre, contra la labor arbitral. Mucha gente ingresó al campo y según la transmisión de Azul y Oro FM, la gresca se originó cuando alguien le pegó a una señora. Ahí todo se descontroló y los chicos de ambos equipos, mezclados entre hinchas, se empezaron a dar para que guarden y para que tengan. ¡Okairo UFC!

Gresca en la Liga limpeña

Según reportes de los periodistas, en el lugar de los hechos muchos aficionados estaban alcoholizados e incluso se vendía dentro del estadio la rubia espumante, una bebida poco recomendable para fanáticos con los nervios de punta que la mayoría de las veces son los protagonistas de la violencia en el fútbol.

Incidentes en primera

En la final de la División de Honor se vio un lindo espectáculo hasta que el árbitro dio el pitazo final.

Con un estadio Ricardo Gregor repleto, Julio Correa derrotó en la última bola del cotejo por 4 a 3 a Unión Agrícola y forzó un partido de desempate.

Como no podía ser todo color de rosas, dirigentes de Unión, enojados contra la actuación de los soplapitos, se abalanzaron contra ellos para agredirlos. Por fortuna había una buena cobertura policial que evitó un peor desenlace.

Dejá tu comentario