Extra

Edición Impresa

La Olla corre el riesgo de ser suspendida

Robert Harrison presidente de la APF, habló sobre la sanción que podría sufrir la Catedral de la Pasión tras el polémico encuentro entre Cerro y San Lorenzo, donde los árbitros denunciaron haber sido agredidos.

Las secuelas de aquel polémico empate 1 a 1 entre el Ciclón y el Rayadito, podría tener consecuencias que afecten a la Catedral de la Pasión, según el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol Robert Harrison.

“Hay una denuncia completa (en el Tribunal) de lo que ocurrió en la Olla y a la salida de la misma”, expresó el alto directivo a la 970 AM.

Así, el templo azulgrana se expone a una suspensión, de comprobarse los hechos.

Señaló además que también se investiga el escrache que le hicieron frente a su domicilio.

“Esa gente que fue enviada hasta mi casa, no voy a dejar así nomás. Hice la denuncia en la Fiscalía porque no voy a dejar que la violencia nuble los logros que estamos consiguiendo con nuestro trabajo”, agregó.

¿Y los árbitros?

Pero no se olvidó del gran error del línea en ese juego, Harrison reconoció el garrafal error.

“La actuación (de los árbitros) fue lamentable, quise agarrar el teléfono y llamar al árbitro para decir que lo que cobró no era correcto. El fútbol es pasión, sentimiento y emotividad, no podemos permitir el desborde de la violencia verbal o física”, remató el mandamás.

Hincha con mucha fe

El padre Néstor Ledesma llegó hasta la Catedral de la Pasión para recibir su carnet de socio de alta categoría.

20190510-019 19-A1-Vie,ph01_14420_10917722.jpg
El pa´i Néstor posa feliz con su carnet de socio vitalicio. Imagen: Twitter Socios de Cerro Porteño.
El pa´i Néstor posa feliz con su carnet de socio vitalicio. Imagen: Twitter Socios de Cerro Porteño.

El fútbol es una cuestión de fe, por lo que los hombres con sotana no están exentos a esta situación, y que lo cuente el padre Néstor, quien llegó desde Coronel Oviedo para consagrarse como socio vitalicio del Club del Pueblo.

De esta manera, Ledesma fue premiado por su devoción.

Dejá tu comentario