Extra

Edición Impresa

La historia de Hamilton y su "ángel" espiritual

Lewis Hamilton, el actual bicampeón de la Fórmula 1, estaba un poco desanimado, ya que terminó segundo en la clasificación del GP de España. Pero un video enviado por un fans muy especial lo cambió todo.

El actual bicampeón de la Fórmula 1, el Británico Lewis Hamilton, protagonizó una historia de humildad, solidaridad y empatía brutal, que erizó la piel de propios y extraños.

El sábado, el piloto de la escudería Mercedes no la pasó muy bien en la clasificación, terminó segundo y parecía como desanimado , hasta que le llegó un video que le cambió de ánimo.

“Hola Lewis Hamilton. Buena suerte y espero que ganes la carrera en España y gracias por todos los regalos. Te quiero mucho”, le mandó vía Instagram, Harry Shaw, un niño británico de 5 años que está luchando contra el Sarcoma de Ewing, un raro cáncer de huesos en su pecho derecho.

En Abril pasado, los doctores le pusieron solo semanas de vida, el campeón del Mundo se enteró de esa situación y le hizo llegar algunos obsequios, atendiendo que es muy fanático suyo. Fue así que apareció el video que le habría causado algunas lágrimas a Hamilton, que horas después ganó el GP de España, en Montmeló.

“El sábado fue un día difícil, pero recibí este gran mensaje de un niño llamado Harry y se convirtió en mi ángel espiritual, en mi inspiración. Cuando me desperté esta mañana, estaba un poco perdido de cómo iba a pasar el día, pero cuando vi el mensaje de Harry en Instagram, dije: 'Oye, te veo Harry y lo capto', así que quiero dedicar este triunfo a Harry”, confesó Lewis luego de la victoria.

¡Vaya regalo!

Ya cerrando su conferencia, Hamilton tiró: “Vamos a tratar de hacer algo especial por él”.

Y vaya que lo hicieron, porque junto a la escudería Mercedes, en la primera hora del lunes, hicieron llegar hasta la casa de Harry un auto similar al utilizado por el piloto inglés.

MASTER 20 A1,ph02_11939~402650_11000236.jpg

Además le llegó el trofeo de ganador de la carrera española, que el niño colocó junto a su cama.

Contra todo pronóstico, el pequeño no se rinde, más ahora que tiene como compañero de equipo a su ídolo.

Dejá tu comentario