Extra

Edición Impresa

Joven asegura que en IPS su papá se contagió con hepatitis C

El paciente no puede acceder a diálisis por falta de máquinas.

Sumida en la desesperación y la impotencia, Araceli Benítez Escurra decidió relatar la terrible experiencia por la que su familia se encuentra atravesando.

La joven, en un posteo en su cuenta de Facebook, contó que su papá de 64 años fue contagiado de hepatitis C mientras se dializaba en el hospital central de IPS.

Ante esta terrible situación y por la delicadeza del paciente renal, el hombre necesita una máquina especial para seguir con su tratamiento, sin embargo, hasta ahora en la sede de Ciudad del Este no le dieron ninguna respuesta.

“Nos prometieron hace más de un año que tendrían la máquina para los infectados de hepatitis C y hasta hoy... nada”, escribió la allegada.

La joven denunció incluso que los encargados del hospital le dijeron que por un solo paciente no iban a comprar la máquina.

Araceli golpeó puertas, pero todas se cerraron.

“Del Hospital Nefrológico de Hernandarias nos echaron y trataron con prepotencia, nos dijeron que nada podían hacer porque mi papá tiene seguro”, se lamentó.

La mujer ya lleva dos meses sin poder trabajar debido a la terrible situación que atraviesan.

Incluso contó que la idea es venderlo todo y migrar hacia la capital del país para que su papá pueda seguir con el tratamiento, ya que su vida depende de esa máquina.

“Solo deseo que nunca les toque tener un familiar, ni ser un enfermo terminal, porque verán la espalda de todos y de su propio país, verán y sentirán en su propia piel LA CUMBRE DE LA INJUSTICIA”, remató.

La sugerencia

El director del Hospital de IPS, en CDE, Mirrael Álvarez, reconoció que no hay máquinas para los pacientes dializados y contagiados con hepatitis C, pero lejos de dar una solución al problema decidió simplemente dar un consejo.

“El servicio de diálisis en el hospital es tercerizado, yo sugiero que la familia hable con los dueños de las máquinas”, expresó.

Dejá tu comentario