Edición Impresa

Humilde club y chancholigans cocinaron para más de 500

La actividad se realizó en el predio del Sudamérica de Itapuamí.

Antes de que cante el gallo, el fuego de la leña ya comenzaba a calentar la enorme olla. A pasos apresurados colocaron los ingredientes sobre la mesa.

Era un poco más de las 2 de la mañana cuando el olor de la salsa ya inundaba la compañía Itapuamí de Luque.

Integrantes de la barra organizada del Kure unieron fuerzas con los miembros de la comisión del club Sudamérica y dieron muestra de gran empatía hacia sus semejantes.

“Fue una idea que nació con los amigos del Chancholigans y con los de la comisión nos pusimos en campaña. La idea era 200 platos pero gracias a Dios llegamos a los 500”, contó Diego Sosa, presidente del mencionado club.

Antes del medio día el suculento tallarín ya estaba listo.

20200518-022 material A,ph02_25098_20101905.jpg

Sosa comentó a EXTRA que el objetivo fue aportar un grano de arena a la difícil situación por la que atraviesan miles de compatriotas por culpa de la cuarentena.

“La invitación que hicimos fue para todos. La gente venía y le preguntábamos para cuántos querían y si era 10, le dábamos 10 platos”, relató.

Sueños truncados

Sosa explicó que Sudamérica si bien es un club asentado en la República de Luque, lleva más de 80 años formando parte de la Liga de limpeña. Con el parate del fútbol mencionó que muchos de los planes se fueron al tacho. “Y nos cambió nuestro modo de vida, nos truncó el año en muchos sentidos pero lo importante es que estamos sanos y salvos gracias a Dios”, indicó.

En la compañía Itapuamí el 80% de las personas son artesanas y trabajan con el karanda’y. “Nuestros padres se dedicaban siempre a eso, de a poco va terminando y migramos a otros trabajos”, detalló. Los jugadores del club también tuvieron que ingeniarse para salir adelante trabajando en todo tipo de oficios, concluyó el dirigente.

Dejá tu comentario