Edición Impresa

¿Hubo extorsión y tumbó a comisario?

Le habrían pedido dinero dos veces para alterar los datos en el acta.

En medio del escándalo quedó el jugador Miguel Samudio luego de que haya saltado a la luz el accidente automovilístico que sufrió el viernes, pasadas las 20:00.

El jugador de Olimpia volcó con su Kia Sorento sobre las calles Médicos del Chaco y Haidée Santa María y terminó en una cama de urgencias del Hospital de Trauma.

Supuestamente, salió a comprar unas cosas y el vehículo llantó, lo que provocó el vuelco, pero esa no es la única versión. ¿Se pasó de copas el referente del Decano?

Si bien el percance no pasó de un susto, hubo otra consecuencia: el jefe de comisaría, Rafael Colmán, fue apartado por irregularidades en el procedimiento. “Hubo dudas en su actuar y se decidió apartarlo, él estaba de turno, no puede ser que no se haya dado cuenta”, inició la charla con EXTRA el comisario Silvino Leguizamón, jefe del departamento policial del área de Asunción.

Según el uniformado, a Samudio no solo no se le practicó el alcotest, sino que no se dio ningún aviso del hecho. Como si fuera poco, la idea era, presuntamente, alterar los datos para que el acta le sirviera al futbolista a la hora de entregarla al seguro. Pero eso no fue todo.

Llamada “confiable”

“Me llamó una persona confiable a contarme lo que pasó con el jugador. Esa persona me dijo que se pidió una suma. Primer acto: supuestamente se entregó un monto X al interviniente para no ser sometido a la prueba, no sé si fue a sabiendas del jefe de comisaría; y otro monto para la entrega de ese documento”, reveló Leguizamón.

Siempre según el comisario, el denunciante misterioso llamó de parte del propio Samudio.

“El afectado recibió una llamada en la que le dicen que tenía que pasar a abonar para retirar la copia (del acta). Evidentemente que no le gustó la segunda (entrega de dinero), por eso llamó a esta persona y esta persona me llamó a mí; me dijo si podía investigar porque se pidió un monto al jugador”, reveló.

El volante franjeado está fuera de peligro y en su casa, en tanto que a los intervinientes los tienen entre ceja y ceja.

No está todo dicho

De acuerdo al comisario Leguizamón, esto podría tener otras consecuencias si hay una acusación formal, más allá de aquel telefonazo.

“Si se ratifica bajo denuncia, no se descarta que los intervinientes sean sometidos a un sumario”, dijo.

Aclaró que el jefe saliente fue apartado ante la duda, pero no hay sumario en su contra.

En su lugar fue designado el comisario Isabelino Galeano, quien tomó el cargo el sábado por la tarde.

Pero quien también puede salir perjudicado es Miguel Samudio.

“Si el horario fue después de las 20, sí es un presupuesto para violación de la cuarentena sanitaria, pero volvemos al punto 1: la Policía no comunicó. No obstante, solicitarán informes mañana”, explicaron desde prensa de la Fiscalía.

Dejá tu comentario