Extra

Edición Impresa

Histórico de Sol recordó a Erico como un gran DT

Una joya viviente del fútbol guaraní, Alberto Alderete, contó los inolvidables momentos que compartió con el gran "Saltarín Rojo". "Era un gran entrenador, en mi vida de futbolista nunca encontré otro como él", comentó.

El pasado viernes, el profesor Alberto Alderete, exarquero de Sol de América en la década de los 50’ y 60 visitó nuestra redacción, para retirar junto a su señora la parrilla por ser uno de los ganadores de la promo Tu Extra te regala el asado del fin de semana y compartió sus ricas vivencias.

El señor debutó en el equipo danzarín en 1955 y jugó en Primera hasta 1964. En ese interín fue vicecampeón con el elenco azul en 1957 y al año siguiente estuvo a un paso de representar a Paraguay en el Mundial de Suecia. “Cinco jugadores de Sol se fueron a Suecia; Darío Segovia, Gilberto Penayo, Jorgelino Romero, Luis Gini y Eladio Fleitas. Yo por una lesión no pude integrar esa selección”, contó.

Entre sus experiencias más memorables, Alderete mencionó que tuvo el privilegio de ser dirigido por el mejor jugador de la historia del fútbol paraguayo, Arsenio Erico. “Era un gran entrenador, en mi vida de futbolista nunca encontré otro como él”, comentó.

El histórico solense contó una anécdota sobre cómo revivieron en un duelo ante la O gracias a lo motivador que era el Saltarín Rojo.

“En un partido contra Olimpia en el Bosque, estábamos perdiendo 3 a 0 en el primer tiempo. Erico nos llamó a cada uno y nos dio las instrucciones precisas para que podamos sobrellevar ese resultado. A Jorgelino Romero, un goleador nato, le dice: ‘vos sos más grande que yo’. Jorgelino se sorprendió y le respondió: ¿Cómo yo maestro voy a ser superior a vos? ‘Te digo que sos superior a mí’, le insistió Arsenio. Luego, entramos a la cancha, 27 minutos no le dejamos tocar la pelota a Olimpia e hicimos el 1 a 3, 2 a 3 y 3 a 3. El público de pie nos aplaudía a nosotros, no a su equipo”, relató.

Viejo cazatalentos

Luego, El profesor Alberto fue un gran formador en su época de DT. Dirigió por 26 años las inferiores del Danzarín donde descubrió a muchas estrellas del fútbol nacional. “Roberto Cino, Roberto Paredes, Fidel Miño, todos esos grandes futbolistas de la Selección pasaron por mi mano. También todos los jugadores de Sol campeones en 1986 surgieron de mis inferiores”, rememoró.

Dejá tu comentario