Extra

Edición Impresa

Hallaron sangre en la pieza del pequeño Héctor Fabián

Tras el relato de la hermanita de 5 años, los investigadores regresaron a la estancia ubicada en la compañía Cerrito de Benjamín Aceval. Allí encontraron una campera del niño con manchas de sangre.

La peor de las sospechas va tomando forma, en el caso de la desaparición del pequeño Héctor Fabián López. Una de las hermanitas del niño, de tan solo 5 años, en medio de su inocencia se encargó de arrojar luz al caso que conmociona a Presidente Hayes.

La niña fue sometida a la Cámara Gesell y las declaraciones coincidieron en un 70% con los datos que manejan los investigadores.

El viernes una comitiva de peritos de Criminalística y agentes del Departamento de Homicidios de la Policía llegó a la estancia Albardón de la compañía Cerrito de Benjamín Aceval, para verificar la casa donde estuvo por última vez el nene de 8 años.

5A-foto 2.JPG

Los intervinientes rompieron el candado de la pieza donde Héctor dormía. Rociaron el lugar con reactivos químicos y líquidos especiales. “Encontramos en un lado de la pared donde estaba la parrilla de una cama más dinámica de sangre y en muchas prendas que ahora llevamos para analizar”, dijo la bióloga Patricia Piris al SNT.

Pruebas

El comisario Sergio Insfrán, jefe de Homicidios, señaló que hay una fuerte sospecha de que la desaparición se convirtió en un homicidio: el padrastro de la criatura, Mariano Escurra, sería el principal sospechoso.

“Una de las hipótesis es que pudo haber golpeado al menor y posiblemente se le pasó la mano, pero eso tenemos que demostrarlo”, indicó Insfrán. También se halló la campera del niño salpicada con sangre. Héctor desapareció de la estancia el 8 de octubre. Su mamá Miriam López Chaparro dijo que entró al baño y que al salir ya no encontró a su hijo.

Dejá tu comentario