Edición Impresa

Habló un Chiqui e ilusionó al Pueblo

Francisco Arce volvió al club de sus amores con una sonrisa de oreja a oreja.

“Francisco Arce, bienvenido a la Capital del Sentimiento. Sé que tu corazón siempre estuvo con nosotros a pesar de los impasses y las diferencias que tuvimos”, soltó con total entusiasmo Raúl Zapag, presidente de Cerro Porteño, para dar inicio a la segunda era oficial del DT en el club de sus amores.

“Estoy feliz, creo que se me nota, y estoy agradecido. Pasaron muchos años, tenemos gratos recuerdos. Historia para contar tenemos”, retrucó el Chiqui sobre el pucho.

Cabe recordar que luego de lograr un campeonato invicto con Cerro Porteño, Arce se pegó el lujo de regalar un título a Olimpia y encima derrotando en una finalísima al Ciclón. Muchos lo marcaron, incluso el expresidente, Raúl Zapag, juró que nunca más iba a dirigir en Barrio Obrero durante su estadía.

“Estamos volviendo. Habrá sido que dejamos algo interesante, porque imagino que no será fácil traernos de vuelta. Lo que podemos prometer es que vamos a buscar jugar y vamos a trabajar”, comentó.

En otro momento, Arce se mostró alucinado con la majestuosidad de la Nueva Olla, un estadio totalmente distinto a cuando dirigió a Cerro Porteño hace unos años atrás. Hasta se animó a pedir a la afición que convierta la Catedral de la Pasión en un verdadero infierno para los rivales.

“Llegué a las 8:20 de la mañana y parecía que estaba entrando a otro lugar. Me perdí, toda la infraestructura es espectacular, parece un monstruo realmente”, indicó.

“El mensaje final es que nos necesitamos todos, hay que incendiar la Olla cuando juguemos de local, tiene que ser inquebrantable, tiene que ser impenetrable para los rivales”, enfatizó.

La base está

El DT de 48 años se mostró listo para poner manos a la obra y tratar de sacar a Cerro Porteño del pozo futbolístico, en un momento candente para el pueblo azulgrana.

“Hablé con la mayoría de los jugadores. No necesitamos refuerzos, necesitamos que cada uno saque lo mejor. Sé que aquí más que competir, hay que ganar. Tenemos un plantel acorde para ese objetivo y poder poner a Cerro Porteño en el lugar en el que siempre debe estar”, disparó.

Diego Churín finalmente habría sido convencido por el propio DT para quedarse en el Barrio. Tampoco se moverían Josué Colmán, Pachi Carrizo, Haedo y otros.

“Son 2 años de contrato, si Dios permite quiero terminar mi mandato contigo, profe, sea como sea”, tiró Raúl el Flaco Zapag como broche de oro. ¡Cháke péa!

Dejá tu comentario