Edición Impresa

Habló con su suegro antes de salir de Cerro

El exjugador del Ciclón lleva todo su talento a Chile.

Joaquín Larrivey ya se instaló en territorio trasandino, para finiquitar su paso a la Universidad de Chile. A su arribo el delantero dejó sus primeras impresiones.

“Hice un esfuerzo económico, pero acá estoy, muy contento y con ganas de arrancar”, expresó.

El atacante de 35 años reveló el papel fundamental que tuvo su suegro en su decisión de abandonar Cerro Porteño.

“Hablé con mi suegro, que dejó mucho acá en Chile y me habló maravillas. Vengo a aportar mi granito de arena”, soltó.

Cabe mencionar que el Bati es yerno de Gerardo Reinoso, quien en su momento brilló en la U. Católica entre 1989 y 1993.

Con Larrivey son cuatro las bajas oficiales en la Capital del Sentimiento. Anteriormente salieron el arquero Juan Pablo Carrizo, el defensor Salustiano Candia y el volante Hernán Novick. A ellos estarían sumándose Santiago Arzamendia y Mathias Villasanti, quien así como están las cosas irá a jugar en la Major League Soccer de los Estados Unidos.

En cuanto a posibles refuerzos, a falta de oficialización, los que ya estarían por barrio Obrero son el golero Miguel Martínez y los volantes Enzo Giménez y Cristian Núñez. Con el correr de los días se estarían concretando más incorporaciones, a expreso pedido del adiestrador Francisco Arce, quien claramente dijo que necesitaría de un lateral izquierdo, un volante por derecha y un delantero por fuera para completar su plantel.

Fariña, en riesgo

El volante Luis Fariña, a causa de una pubalgia, estaría siendo intervenido quirúrgicamente y sería baja por al menos dos meses aunque, según las propias palabras de Arce, el atleta no estaría en sus planes.

“Él no está con nosotros, ya di mi parecer sobre su caso a los altos dirigentes, no sé cómo va a terminar su caso. Eso ya está con la cuestión administrativa y con el departamento médico”, dijo el entrenador a la 1330 AM.

Dejá tu comentario