Extra

Edición Impresa

Gracias a queja ante EXTRA, le rebajaron millonaria multa

Familias de un asentamiento de Caaguazú fueron multadas por conexión clandestina; sin embargo, los afectados alegan desidia de la ANDE, ya que solicitaron el medidor en varias oportunidades pero nadie les hizo caso.

Preocupada, Doña Blanca López contó que una enorme deuda le viene sacando el sueño desde hace mucho tiempo.

Hace dos años, ella acompañada de sus hijos se mudó a un asentamiento llamado Constitución, en Caaguazú.

“Al principio todos acá teníamos “enganchado” nomás luego la luz, eso nadie lo va a negar”, admitió. Sin embargo, pasaron los meses y ella y otras personas se acercaron a la ANDE para solicitar la instalación del medidor de energía.

“La primera vez que nos fuimos nos dijeron que no nos preocupemos, que en breve iban a irse”, recordó.

A pesar de la insistencia hicieron caso omiso al pedido. Doña Blanca ya se había dado por vencida, cuando hace tres meses llegaron los funcionarios de la regional para finalmente colocar el ansiado aparato.

Para ella era como sacarse un peso de encima, hasta que llegó fin de mes y la primera factura de la luz. “En el primero luego ya me vino como G. 5 millones, había sido me multaron por todo ese tiempo que no tuve medidor, pero cómo puede ser eso si fue culpa de ellos. Por la desidia de la ANDE fue”, se plagueó.

afectados 4.jpg

La deuda se fue acumulando y en diciembre lo que Ña Blanca debí pagar ascendió a G. 6.572.000.

“Yo no tengo de dónde sacar esa plata, porque soy una persona humilde”, dijo.

Rebaja

EXTRA se hizo eco de la situación de la humilde familia y en contacto con el ingeniero Luis Torres, solicitó una revisión del caso.

Torres señaló que efectivamente hubo un pedido de medidor al que no se le hizo caso. “Le recalculamos la multa y ahora la señora solo deberá abonar G. 2.531.633 y puede fraccionarlo en cuotas sin intereses”, explicó.

Doña Blanca se puso feliz por la noticia y considera que se hizo justicia, ya que por desidia de la ANDE estaba condenada a pagar un millonario monto.

Culpan a los medidores de origen chino

El caso de Doña Blanca no es el único, ya que hay más de 30 familias en la misma situación. Victorina de Santacruz, otra de las vecinas, dijo que su multa asciende a G. 4 millones y ella también había pedido el medidor.

Señaló que el aparato gira “como tormenta” y que le viene más de G. 100 mil, y solo tiene heladera y ventilador.

Al respecto el ingeniero Torres dijo que los medidores captan el consumo que los viejos medidores no percibían. "De unos 1.600.000 usuarios 1.300.000 tienen estos nuevos medidores, que calculan hasta los cargadores de celulares y la tele en stand by", explicó.

Sobre la queja de algunos usuarios de que son medidores chinos que vinieron fallados, lo desmintió. Dijo que son medidores brasileros, europeos, y las últimas tandas sí son chinos pero pasaron todos los controles del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN).

Dejá tu comentario