Edición Impresa

Goleador solense: "Mamá me iluminó desde arriba"

Doblete de Villagra con una dedicatoria que fue al cielo.

El delantero de Sol de América, César Villagra, jugó contra Luqueño el partido más especial y emotivo de su carrera porque lo hizo 4 días después del fallecimiento de su mamá y brilló como principal figura en el Chiquero.

"El lunes fue un dolor inmenso para mí y ayer (viernes) tuve la alegría de haber marcado dos goles y por entrar entre los 8 mejores de la liguilla", comentó a EXTRA.

Josefina Olmedo (51 años), madre del goleador azul, descansó en paz a comienzos de la semana a consecuencia del coronavirus.

"Tanto a ella como a mi papá le agarró el COVID-19, papá se recuperó pero ella tenía diabetes, se le complicó en los pulmones y lamentablemente no pudo aguantar", contó triste.

Después de enterrar a la persona que la trajo al mundo, en pleno duelo César decidió realizar un esfuerzo para enfocarse en la pelota.

"El profe me había preguntado que tal estaba. Le dije que quería jugar, ella (su mamá) siempre anhelaba que yo jugara y como me iba a tocar la oportunidad de ser titular después de mucho tiempo, traté de ponerme fuerte y gracias a Dios ella me iluminó desde arriba", mencionó.

Con el dolor en el corazón pero con mucho profesionalismo el atacante danzarín se desahogó en el segundo tiempo mediante un doblete dedicándole los festejos a su santa madre mostrando una foto y el nombre en sus casacas.

"Siempre mi mamá me dio todo y ahora estando arriba tampoco me falló porque le había pedido que me dé los goles, la victoria y salir la figura; así mismo calcado como lo que le pedí me dio", reveló.

Dejá tu comentario