Extra

Edición Impresa

Festejó sus 2 años tras quemarse su casa justo el día de su cumple

El fuego consumió la vivienda de Jazmín, en Cambyretá, y personas solidarias le organizaron una fiestita.

Susto, desesperación, alegría y gratitud son algunos de los sentimientos encontrados que vivió la familia Ayala de Cambyretá, en tan solo dos días. Momentos difíciles pasaron el lunes, justo en la fecha en que Jazmín, la hija más pequeña, cumplía 2 añitos, ya que su casa fue completamente consumida por el fuego. Sin embargo, amigos de la familia, allegados e incluso desconocidos se unieron para festejar el cumpleaños de la beba al día siguiente.

El lunes comenzó como un día cualquiera para don Édgar y su esposa Gricelda, que trabajan en una empresa de transporte escolar. Salieron a las 05:50 para buscar a los escueleros y a eso de las 06:15 ya habría comenzado el incendio en su humilde vivienda, donde estaban su hijo de 5 años, su hija de 2 y la abuela.

“A las 06:40 recibimos una llamada, justo cuando estábamos entregando a las criaturas con mi patrón. Nos pegamos un susto porque me dijeron que mi hijo estaba adentro”, relató Édgar Ayala. Por fortuna, sus primos y tíos vivían cerca y fueron a socorrerlos, con la abuela rescataron primero a David y luego a Jazmín. Los bomberos llegaron rápidamente, pero todas las pertenencias se quemaron. “En media hora mi casita se encendió toda, porque era de madera”, relató el afectado.

La gente se movió

Inmediatamente la ayuda comenzó a llegar. “El periodista Jorge Cortessi nos ayudó a difundir y nos ayudó con todo. La gente nos está llamando y nos está mandando ropas y otras cosas”, dijo Ayala. Un grupo de wasap se armó con personas de distintos lugares que juntaron regalos y todo lo necesario para el cumpleaños de Jazmín.

El martes fueron hasta la casa para festejar con una gran pizzeada y la infaltable torta. “Me empecé a poner un poco triste por lo ocurrido y después vi el cumpleaños de mi hija y me quedé tan contento, me devolvió el ánimo, ahora estoy con más fuerza para seguir adelante”, contó don Édgar. Doña Gricelda, a pesar del cansancio, también se siente reconfortada. Afirmó que las autoridades municipales le prometieron asistencia y que hoy estarían llegando los primeros ladrillos y bolsas de cemento para comenzar de vuelta su casa.

Para contactar con la familia habilitaron los números: (0985) 382 177 y (0984) 131 155.

Dejá tu comentario