Edición Impresa

Festejó su cumple con abuelitos de un hogar

"Ahí supe quiénes son los amigos que están", dijo Santacruz.

Mucho lo pensó. Quería hacer algo que fuera diferente. Viendo los programas informativos y escuchando tristes noticias, se dio cuenta que las personas de la tercera edad quedaban en un segundo plano. Fue en ese momento que Jessica Santacruz decidió organizar su cumple, pero de una manera muy especial.

La jugadora de la Selección Nacional, junto con su mellizo Rodrigo, festejó sus 30 años el miércoles en el hogar de ancianos San Francisco de Asís.

“Agradezco a Dios que el año pasado económicamente me fue muy bien, entonces dije que prefiero gastar en un lugar donde también vamos a tener diversión, vamos a compartir, vamos a bailar, como también sería lo mismo que una discoteca, solo que con invitados que necesitan amor y esa compañía que muchos de nosotros no valoramos a veces”, contó Jessi.

A través de una creativa tarjetita, la futbolista de Sol de América, invitó a sus amigos. Pidió como regalo, pañales, leche, galletitas, jugos, talco y otros enseres.

Festejó su cumple con los abuelos de un hogar

Llegó el día y Jessica y su hermano fueron cayendo al hogar para dar la tremenda sorpresa a los abuelitos.

“Me tocó tanto, uno puede ver cosas pero cuando estás ahí es otra la realidad”, expresó.

Verdaderos amigos

Hubo momentos muy emotivos, abrazos efusivos, bailongo a full y sonrisas que nacieron del alma, según relató la deportista.

Pero esta experiencia le dejó una valiosa lección de vida. “Les invité a unos cuántos amigos, pero se fueron como 20, ahí me di cuenta de quiénes son los amigos que están, no solo en boliches y fiestas con alcohol”, reconoció.

Dejá tu comentario