Extra
Destacados

Edición Impresa

Feminicida había comprado piola para ahorcar a su pareja

Ayer dieron el último adiós a la mujer que fue víctima del horrible incendio provocado por su propio marido. A una de las hijas, que también tuvo quemaduras graves, se le amputó el brazo. Para hoy se prevé una marcha por la paz donde los pobladores exigirán la destitución de la jueza que, según denuncian, hizo caso omiso a las denuncias contra el hombre.

"¡¿Por qué a ellos?!", se escuchaba en medio de los gritos de dolor, mientras el cajón era colocado en un panteón del cementerio de Ypacaraí.

En aquella caja de madera fueron puestos los restos de Francisca Delgado, quien tras horas de agonía no soportó las heridas que le produjo el incendio provocado por su marido Epifanio Borja.

La mujer ahora descansa cerca del ataúd de su hija Sara (14), quien también padeció entre las llamas del siniestro.

De esta manera, los familiares dieron ayer el último adiós a la tercera víctima (Borja también murió el mismo día del siniestro) del espantoso crimen que enlutó al barrio Santa Rosa.

Y, a medida que pasan los días, se van descubriendo detalles que llenan de horror a la familia Delgado.

Albino, hermano de Francisca, contó qué fue lo que hallaron en una de las habitaciones de la casa consumida por las llamas.

“Encontramos varios metros de piola que estaban en una bolsa debajo de la cama. Según lo que dicen, porque ya no podemos saberlo, mi cuñado planeaba ahorcar a mi hermana, pero como mi sobrina Fátima no la dejaba ni un momento, decidió quemarlas a todas”, señaló.

Piola

En medio de una profunda impotencia el familiar detalló que la congregación Virgen de Schoenstatt ayudó con todos los gastos del sepelio.

Rompamos el silencio

Los compañeros de colegio de Sara (14) convocaron para hoy a una marcha pacífica a realizarse en la plaza de la ciudad.

manifestación pacífica

María Elsa Amarilla dijo que acompañarán a los jóvenes para exigir la destitución de la jueza Natalia Caballero, quien no había hecho efectivo el pedido de restricción contra Epifanio. “No vamos a descansar hasta que esa jueza salga de la ciudad, ya no la queremos porque hace caso omiso a las necesidades de los ypacarienses”, adelantó la mujer

Le amputaron uno de los miembros

Fátima María Borja (21), otra de las hijas de la pareja, quien también sufrió graves quemaduras, se encuentra entre la vida y la muerte en el Hospital del Quemado. El doctor Arturo Cáceres detalló que uno de los brazos (el derecho), tuvo que ser amputado a raíz de las heridas. “Tiene quemaduras de tercer grado que afectan a varios órganos, llegan incluso a los músculos”, explicó. Su pronóstico es reservado, aunque permanece estable.

Dejá tu comentario