Extra

Edición Impresa

"Ella ya había amenazado con matarme y a mi hijo también"

Moisés Faustino Silva, papá del bebé asesinado a cuchillazos por su mamá, contó cómo fue la relación con su pareja y el cambio brusco que tuvo de un tiempo a esta parte. Dijo que había intentado clavarle en una oportunidad.

El angelito Aaron Emmanuel debía cumplir hoy 2 meses de vida, pero 15 puñaladas en el pecho acabaron con ella.

El verdugo fue su propia madre, Lida Rosa Guerrero.

La trágica muerte del pequeño se vio envuelta en medio de la pobreza, ignorancia, abandono y violencia familiar.

Muchos se preguntan: ¿Y el papá?

EXTRA acompañó las horas mas dolorosas del entierro del pequeño en la lejana localidad de Juan Manuel Frutos, Caaguazú. En medio de la gente, cerca del cajoncito blanco estaba su papá, Moisés Faustino Silva.

Hombre de poco hablar, sin embargo accedió a dar algunos detalles de la relación que tenía con Lida.

Se conocieron hace 2 años, vivieron juntos y con el tiempo la mujer quedó embarazada y, a medida que crecía Aarón en su vientre, la conducta de Lida comenzó a cambiar. “Ella era buena, callada. Después no sé qué le pasó. Se volvió muy nerviosa”, dijo Moisés.

Afirmó que la relación entre ellos empeoró hasta tal punto que, supuestamente, Lida había tomado un cuchillo e intentó clavarle.

“No entiendo qué le pasó. Me amenazó con matarme y a mi hijo también. Y para evitar cualquier desgracia, me fui. Jamás pensé que le iba a hacer algo a nuestro hijo”, comentó.

“IKARUETEREI”

Moisés contó a EXTRA que Lida desarrolló unas ganas terribles de comer. "Ikarueterei (era muy comilona). Cualquier cosa quería. La mandi'o umía no le llenaba", recordó.

El dolido padre, en su defensa, dijo que para no desatar ninguna tragedia la dejó, pero que estaba pendiente de su hijo.

Solo esperaba que su pareja se tranquilice más, explicó.

Hace unos días, Lida le llamó y le pidió dinero. “Vení a verle. Está muy gordito”, le habría dicho a la par de quejarse que Aaron era muy inquieto y lloraba mucho.

Madre asesina.JPG

Moisés se fue a la chacra a trabajar. Logró juntar G. 200.000, pero fue tarde. Lida cumplió la terrible amenaza luego de la pelea que mantuvieron dos días antes del brutal crimen.

Hasta el momento nadie sabe qué fue lo que llevó a la mujer a ensañarse con el fruto de su vientre.

El papá está en la mira de la Fiscalía

La fiscala Sonia Estigarribia señaló que no se descarta un proceso contra el papá del pequeño Aarón.

“Se podría dar una eventual imputación por falta del deber del cuidado, pero eso solo se podrá determinar con el transcurrir de las investigaciones”, explicó.

Para Estigarribia el panorama no es claro, ya que conversó con Lida de “mujer a mujer” y dijo que todas las preguntas fueron esquivadas. Agregó que los familiares de la supuesta asesina declararon que de maner

a constante vigilaban a Lida, justamente porque tenía un comportamiento violento. “Me dijeron que la tragedia ocurrió justo durante los dos días que no fueron a visitarla”, añadió. Lida ya fue remitida a la cárcel de Coronel Oviedo.

Dejá tu comentario