Edición Impresa

El sueño de Primera que se puso en espera

Marcelo Paredes se ilusiona con la vuelta del torneo.

Con lágrimas en los ojos y abrazando a su retoño, así quedó grabado el futbolista Marcelo Paredes en la retina de la afición. En año pasado logró con el 12 de Octubre de Itauguá el ascenso a Primera.

Paredes cumpliría su gran sueño de jugar en la máxima categoría, luego de haber sorteado una serie de dificultades, sin embargo el destino lo dejó fuera de juego debido a la pandemia.

“Esta situación lo tomo con tranquilidad, por ahora trato de disfrutar de mi hijo, mi familia. Eso sí, entrenando para no perder la forma”, expresó a EXTRA. El referente del Globo se mostró esperanzado en que pronto todo volverá a la normalidad.

“Yo creo que la vuelta del campeonato está cerca, por todo lo que se lee o se escucha en las noticias y eso da mucha esperanza”, agregó.

los unió

Resaltó que esta situación fue de mucha utilidad para algo. “Realmente esto sirvió para unir más al grupo, ahora se nota que somos un equipo, por la manera en que hablamos y el trato que hay”, señaló.

Un gustito

Si bien la pandemia le está dejando con ansias de jugar, Marcelo recordó que se dio el gustito en el último partido que jugaron, en el que el Globo itaugüeño superó al Chanchón 3-2.

“Haber metido gol en el último partido que jugamos fue un sueño hecho realidad, que espero haya sido el primero de muchos más. Fue un momento más que emotivo y un regalo para mi hijo, mi señora y mis familiares quienes siempre me instaron a nunca bajar los brazos”, remató.

Dejá tu comentario