Extra
clima
33º C
G 6300
Dólar venta
G 6250
Dólar compra

Edición Impresa

El semillero itaugüeño que arrasa en AGREFUP

Escuela de fútbol Nacional tiene 6 categorías en la semifinal.

Don Crispín Adorno se quedaba mirando cómo varios niños corrían felices tras la pelota, al lado de la cancha del club Nacional, ubicado en el barrio Guazu Virá de Itauguá.

Esta escena se repetía cada vez que los más grandes practicaban. Muchos de esos chicos eran hijos de futbolistas, quienes no perdían la oportunidad de jugar un partidito.

Esto conmovió a don Crispín, por lo que juntó a aquel primer grupo de cinco niños y les propuso una hora para que vengan a practicar.

20191103-020 GALERIA 1,ph01_11737~001_16419089.jpg

Poco a poco la cantidad de interesados fue creciendo y así armaron la escuela de fútbol, que primero jugó contra los clubes vecinos, luego ya competían en la liga local y hoy forman parte del torneo de la Agremiación de Escuelas de Fútbol del Paraguay “AGREFUP”.

“Encontré unas fichas con la fecha del 10 de marzo de 2008 entonces adoptamos esa fecha de fundación porque toda la comisión ya se creó mucho después”, explicó Yeny Adorno, secretaria del club.

Arrasan

Los chicos de Nacional actualmente atraviesan por un excelente momento futbolístico, ya que de la mano del profe Crispín lograron clasificar a instancias decisivas del torneo de AGREFUP, en todas las categorías.

20191103-020 GALERIA 2,ph01_15217_16418905.jpg

“Mañana (por hoy) las seis categorías (2005, 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010) con las que contamos jugarán la semifinal de vuelta. Muchos de nuestros jugadores hoy en día ya forman parte del plantel de Primera de Nacional. Somos formadores natos y sé que traeremos más de una copa”, comentó orgullosa la delegada Adorno.

Venciendo el cáncer

Yeny contó que desde que su papá fundó la escuela de fútbol nunca más se apartó de él. “Hoy tiene la ayuda del profe Ramón Silva ya por una cuestión de salud, pero nunca se aleja del todo”, comentó.

profe.jpg

Don Crispín tuvo cáncer de colon por lo que fue intervenido en una ocasión, pero esto no fue obstáculo para él. Ni bien se puso de pie volvió junto a sus pequeños ídolos.

“En octubre cumplió 68 años y festejó rodeado de los chicos. Ellos son el motivo por el que es feliz”, añadió Yeny, quien forma parte de la comisión.

Dejá tu comentario