Edición Impresa

El "Perrito" se metió a la cocina ante tanta crisis

Recién operado y todo, hace empanadas y sándwich.

Ya lo vimos en su faceta de jugador, luego, de albañil y ahora como todo un chef. Marcos Gamarra no deja de sorprender al rollo con lo multifacético que puede llegar a ser.

Lo otro que no deja de asombrar a todos es el incumplimiento de los salarios en varios clubes. Por esa razón, esta vez, el Perrito entró a la cocina.

El jugador de General Díaz se la pasa entre empanadas y sándwichs de milanesas.

20200504-022 material A,ph02_14442~001_19893602.jpg

El estar lleno de harina tiene una razón: buscar la manera de sobrevivir ante la crisis. “La situación está más que complicada, se me cortó la línea telefónica porque ya ni pude pagar mi plan, tengo que prestar el Wi-Fi del vecino para ofrecer empanadas en mi estado de WhatsApp”, arrancó explicando Gamarra a EXTRA.

Indicó que el negocio no lo está haciendo solo, trabaja codo a codo con su hermano. “Las entregas lo hacemos a domicilio, pero no soy el único que hace este tipo de cosas, veo que mis compañeros también se están rebuscando para subsistir”, añadió.

Ofrece las empanadas a G. 2.000 y el sándwich a 4.000. “Yo mismo preparo la masa para la empanada. No es la primera vez que me dedico a esto, por eso me animé a este emprendimiento”, agregó.

Desidia

Respecto a la situación con el club, mencionó que hace dos semanas tenían que abonarles y no lo hicieron. Y por si esto fuera poco el Perrito hasta rayó en la farmacia, luego de la cirugía a la que fue sometido.

“Lo peor es que la herida se me infectó y hasta tuve que deber en la farmacia por los insumos”, tiró. Mientras que el mandamás del Aviador, Jorge González, dijo a la 970 AM que pedirá un informe al sanatorio para demostrar que no lo abandonaron. Gamarra dijo tener bien archivados los estudios que avalan sus palabras.

Dejá tu comentario