Extra

Edición Impresa

El paraguayo que desea una estrella en el escudo de Colón

Chelo jugará por primera vez en la Nueva Olla.

La Capital del Sentimiento será sede de la primera final única de la Copa Sudamericana y uno de los invitados a la noche especial es Colón de Santa Fe, que tiene en sus filas a un hijo pródigo de barrio Obrero, el paraguayo Marcelo Estigarribia.

“Era lo que más anhelaba, hacer historia. Colón va por su primera estrella y estamos todos contentos. Falta un partido más, debemos dejar todo en la Nueva Olla”, explicó el Chelo a la 780 AM, luego de la hazaña en el Mineirão.

El volante zurdo se refirió a su visita a la Catedral de la Pasión, de la casa de donde salió.

“En la Nueva Olla no me tocó jugar aún, pero ya conozco el estadio, así que va a ser una sensación encontrada. Ahora voy a disfrutar, luego vendrán las emociones y los nervios previos”, tiró.

El próximo 9 de noviembre, el Sabalero medirá a Independiente del Valle por la Otra Mitad de la Gloria y Estigarribia está con muchas ganas de escribir con letras doradas en la historia del conjunto santafesino.

“Creo que va a ser una linda final, una linda fiesta que el club no se va a olvidar. Queremos lograr ponerle una estrella a este escudo”, explicó el futbolista de 32 años. “Tengo las camisetas guardadas para mi mamá y mi papá”, acotó.

Héroes sin capa

Por otra parte, el Chelo también tocó la valentía de sus compañeros Leonardo Burián y el Pulga Rodríguez, que decidieron jugar pese a estar de duelo.

“Ambos prefirieron jugar. El Pulga quería darle una alegría a su papá, lo mismo Leo”, contó. El hermano de Burián murió el pasado 6 de Agosto en un accidente de tránsito, mientras que el padre de Rodríguez falleció el 15 de septiembre, días antes de la primera semifinal.

Dejá tu comentario