Extra
Destacados
clima
32º C
G 6270
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

El León desea una alegría del Pueblo

Nelson Haedo aseguró que ganar al Rey en el Bosque será una gran inyección.

La cuenta regresiva para una nueva fiesta del fútbol paraguayo está llegando a su fin y los fanáticos cada vez sienten más la fiebre del superclásico que se jugará el domingo en el Manuel Ferreira.

Desde la Capital del Sentimiento, los futbolistas quieren dar una especie de premio consuelo a los hinchas, atendiendo que el Ciclón quedó bastante relegado en la carrera hacia el título.

“La responsabilidad grande en este partido creo que es de Olimpia, nosotros iremos a tratar de ganar. Ganando el Clásico no salvamos el año, pero será muy importante para nosotros y será una alegría para nuestra gente”, le bajó el capitán en contacto con la 970 AM.

El León Guaraní destacó el repunte futbolístico de Cerro Porteño, que viene de 4 victorias consecutivas de la mano del DT, Víctor Bernay.

“Los resultados hablan por sí solos, nos sentimos más seguros, tenemos un juego más vertical y recuperando algunos jugadores. Creo que con cuatro victorias seguidas uno debe estar peleando el campeonato, pero no veníamos bien”, reconoció.

Viejos los trapos

El oriundo de San Joaquín recordó que será su segunda visita al Bosque del Rey de Copas, pero no quiere repetir para nada lo ocurrido en su primera travesía.

“Tengo un recuerdo de Para Uno, jugamos contra Honduras antes de la Copa América 2015 y me expulsaron. Pero no soy cabalero, cada partido es distinto”, añadió.

Pese a que algunos ya lo quieren retirar, el León Guaraní se siente a plenitud, está hecho un verdadero pibe.

“Roque tiene 38 y juega aún como si nada. Paulo Da Silva está por cumplir 40, el más mitã’i soy. Me siento sano y con ganas de seguir jugando. Cuando tenía 26 había dicho que ya opáma ko’ape. Hoy estoy por cumplir 36 y sigo más vigente que nunca, disfruto de cada momento”, mencionó.

Incluso en la antesala del superclásico, Haedo reconoció su gran deseo albirrojo. “Siempre tengo sueños y mi sueño es jugar aún una Eliminatoria. Renunciar a la Selección no está en mis planes, lo mío es trabajar, yo nunca ni cuando no tenía nada le cepillé a alguien”, remató el delantero.

El consejo de Tynka

La que rompió el silencio sorprendiendo a todos fue Martynka, la esposa del capitán azulgrana. La alemana confesó que es de mimar mucho a su marido.

“Cuando recién vino a Alemania me encantó su lado salvaje, su personalidad, era y es una gran persona, eso me cautivó de él”, le bajó.

20191122-024 24-A1-Vie,ph01_6317_16769080.jpg

“Cuando llegué a Paraguay, lo primero que hice fue aprender a cocinar. Le pedí a mi suegra que me enseñe. A Nelson le gusta mucho la milanesa a la napolitana y el asado. Al llegar me costó un poco el ambiente, la temperatura. Ya llevo 3 años en el país”, acotó la rubia a la 970 AM.

Tynka adelantó lo que podría ser de la vida de su churro cuando decida colgar los botines.

“Siempre le digo que debe formarse como entrenador, es un gran jugador, pero como entrenador lo veo muy bien”, aseguró.

Dejá tu comentario