Edición Impresa

El ídolo de Luqueño se encadenó al Chiquero

Romerito hizo causa común exigiendo el cambio.

Socios, exjugadores y un tal Julio César Romero se unieron a una particular manifestación. La medida había sido iniciada por el señor Óscar López quien el martes se encadenó frente a la secretaría del Sportivo Luqueño en protesta por la suspensión de la Asamblea del 8 de noviembre.

Ayer, con cadena en mano, el considerado máximo ídolo del Kure Luque llegó hasta el Chiquero comprometido con la causa de los auriazules que desean la renovación total de autoridades.

"Estamos haciendo esta medida por la institucionalidad del club porque queremos asamblea y que la Justicia Electoral recapacite. Pedimos que se realice el 8 si es posible, o fines de noviembre", manifestó el Tim a EXTRA.

Romerito, candidato a vice por la oposición, cree que el Chanchón es manejado por personas que no son auténticos luqueños.

"El club está acéfalo, no tiene condiciones de mantenerse. Estamos siendo dominados por gente que no le quiere al club, por gente olimpista, cerrista, liberteña que vino a aprovecharse y vive del club", lamentó.

Otros que hicieron el aguante a la campaña contra el actual presidente Celso Cáceres fueron Gilberto Fleytas y Sixto Leonel Bareiro, reconocidos expeloteros de Chanchón. El encadenamiento comenzó con un fanático y ahora ya son entre 6 a 7 personas.

Durísimo cruce

En medio de todo esto, el Tim se agarró mediáticamente con Damián Espínola, miembro del TEI oficialista. Este lo comparó con el D10S pero no de la mejor manera.

"Romerito es como un Maradona en Luque. Por su conducta mancha lo que fue su carrera. Se entiende la falta de formación y tacto social que tiene”, tiró.

La respuesta del ídolo auriazul fue aún más dura. "Puerco, olimpista. Este es un mentiroso, un bandido", disparó a la 730 AM.

Dejá tu comentario