Extra

Edición Impresa

El extraño caso de la mujer que tiene rasgos masculinos

Una joven de 18 años acudió al Hospital Regional de Encarnación para consultar con el ginecólogo, allí le detectaron un raro síndrome. A ella le crece la barba, los vellos de las axilas como si fuera un hombre. Además presenta una anomalía en sus órganos sexuales.

Carla (nombre ficticio) estaba preocupada. A sus 18 años solo había menstruado una sola vez, cuando tenía 14. En su mundo de adolescente este detalle no parecía importante, hasta que comenzó a tener relaciones sexuales.

Fue entonces cuando decidió recurrir al ginecólogo. Llegó el día de la consulta y la joven contó los pormenores de su inquietud. Se le practicaron varios estudios y los resultados derivaron en el “Síndrome Androgenital”.

“Es una forma de intersexualidad producida por un déficit metabólico congénito, caracterizada en su forma clásica por masculinización acentuada en un sujeto con sexo genético femenino”, reza parte del diagnóstico que la doctora Nohelia Céspedes reportó en un centro médico encarnaceno.

Mujer con barba

En términos sencillos, Carla nació siendo mujer, pero en su adolescencia se desarrollaron ciertos genes propios del sexo masculino. A ella le crecen de manera excesiva los pelos de la cara, del pecho y el pubis. Tiene los hombros ensanchados y “un aumento llamativo de tamaño del clítoris”, según refiere el diagnóstico que fue publicado en la revista de la Asociación Paraguaya de Ginecología y Obstetricia. Carla contó que su abuela tenía rasgos similares.

Mujer con vellos

¿Único caso?

Ramón Bataglia, director del área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Clínicas, señaló que en su larga trayectoria jamás atendió un caso similar. “Solo vi uno, pero en Brasil”, contó. Añadió que si bien no conoce el diagnóstico, este tipo de pacientes tiene ciertas características.

“Son personas que tienen una estatura mucho más pequeña, hombros más anchos, tiene un aspecto más masculinoide que femenino, generalmente no menstrua, pueden tener un clítoris que puede parecer un pene pequeño”, explicó.

Ayuda psicológica adecuada

Bataglia indicó que se deben realizar varios estudios a fin de llegar al origen del síndrome. "Pueden existir factores genéticos que deben ser corregidos", dijo. Habló además de la necesidad de un tratamiento integral donde deben actuar genetista, ginecólogo, endocrinólogo y sobre todo un psicólogo, ya que afecta a la paciente y hay que ayudarla a afrontar los cambios que se vayan produciendo", refirió.

Dejá tu comentario