Extra
Destacados
clima
31º C
G 6270
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

El día del veintiCUATRO

Con un Santa Cruz inmaculado, Olimpia se adueñó del clásico en el Bosque.

Un Roque en modo leyenda aniquiló a Cerro Porteño para delirio de los franjeados en Para Uno que festejaron como un campeonato el 4 a 2 ante su tradicional rival.

El país se paralizó por el último superclásico del año y también la señal de la TV hasta aproximadamente 20 minutos, así que pocos pudieron observar en vivo el primer gol del partido.

A los 14’ el Ciclón presionó la salida del Decano que nunca la quiere rifar pero esta vez Otálvaro la regaló, el Pika Lucena desvió y le quedó a Alan Rodríguez, el sub 19 que le ganó la pulseada a Fernando Ovelar en la titularidad y lo justificó con un zurdazo al ángulo para el 1 a 0 de la visita.

La O no tardó en responder a la cachetada del archirrival. A los 23’ el Expreso Decano agarró mal parada a la línea de 3 de Bernay cuando la Joya Erik López se anticipó al Beto Espínola y le puso un pase a Santa Cruz con un mensaje que decía: “Tomá, meté”. El capitán esperó que Carrizo se acueste para ubicar el balón al palo del arquero. Así comenzaba el show del Babygol.

Póker y fin del juego

El equipo local entró dominante a la complementaria pero a los 55’ se descuidó en un avance azulgrana que terminó con otro latigazo del Coyote quien seguía haciendo de las suyas en el Bosque poniendo en ventaja a los de barrio Obrero.

Cuatro minutos después, Súper Roque volvió al rescate del Rey, le metió la carrocería a Amorebieta y aplicó un golpe de cabeza colocado igualando las cosas en el Manuel Ferreira.

Seguidamente, a los 66’, Camacho habilitó dentro del área al Babygol quien con un tiro cruzado firmó su hat-trick dando vuelta el clásico a favor del puntero. Pero faltaba algo más para que la actuación del ídolo de la Franja se convierta en épica.

A los 69’, el Macho encaró por la zona derecha, su centro pegó en Marcos Cáceres y justito le cayó al que estaba on fire que una vez más la mandó a guardar desatando la locura olimpera en la cunas de glorias.

Con el cuarto tanto prácticamente se acabaron las esperanzas de Cerro y solo quedó tiempo para la riña entre la Grulla y Camacho. El central venezolano cabeceó y mordió al delantero de Olimpia, este lo codeó y el árbitro los rajó a los dos.

tema de la lista.JPG

Dejá tu comentario