Extra

Edición Impresa

El Ciclón recibió su cumple N° 107 con flor de goleada ante Santaní

Cerro Porteño volvió a sonreír en el torneo clausura después de dos empates y una caída.

A Cerro Porteño le tocaron la oreja, se puso nervioso y el que terminó pagando los platos rotos fue Santaní, equipo cuya permanencia depende de un milagro.

En su Nueva Olla, en un lunes con poco ambiente peloteril, falló la oración del santo albinegro y los santanianos sufrieron la furia de un Ciclón, que azotó sin piedad en el templo azulgrana.

El duelo arrancó bastante bravo para el dueño de casa, que se salvó de un par de peligros frente a su portería. Pero, un pelotazo de Juan Aguilar, como si la hubiera aprendido jugando al FIFA, dejó a Diego Churín en las narices de Mario Ovando, golero rival.

El Gladiador se lanzó por la caprichosa y la mandó a guardar para romper el cero a los 23’. Luego, a los 32’, Juan Pablo Carrizo salvó su portería y evitó la paridad. Un minutos después, el que se puso el traje de héroe fue el defensor Gustavo Villamayor, acallando el grito sagrado: sacó la pelota sobre la raya. Parecía el doblete de Diegol.

Otra de las incidencias del primer tiempo fue la situación del árbitro, Julio Quintana. Había sido iñaro la ijagua’i ha oisu’upaite chupe. Lo reemplazó el cuarto árbitro, Marcos Galeano.

Furioso Ciclón

En el segundo tiempo, en el momento en que el Ciclón sopló con mayor intensidad, el Santo quedó varado en el medio de la tormenta: ¡opa chugui combustible!

La noche comenzó a sonreír al anfitrión cuando en el minuto 61’ Óscar Ruiz puso el segundo luego de un contragolpe de manual comandado por Sergio Díaz, quien cada partido anda jugando mejor. En la mente del Chico hay más magia que en el Colegio Hogwarts.

posiciones.JPG

El tercero cayó en el minuto 73 y tuvo como autor material a Kure’i Ruiz, firmando su doblete. El que se encargó de ponerle la estrella al árbol de Navidad fue Joaquín Larrivey, a los 78’.

Muy cerca del final, Víctor Cáceres saltó al campo de juego por Pachi Carrizo. El Topo volvió a jugar un partido oficial con la camiseta del Ciclón después de 5 meses y 14 días, la última vez fue el 16 de abril ante Capiatá.

El Ciclón, que hoy está cumpliendo 107 años de vida institucional, mira la carrera por el título del campeonato a 10 escalones de la cima, donde está Olimpia. Mientras tanto, Deportivo Santaní deberá hacer la heroica para mantenerse en la categoría el próximo año.

Tema de Cerro.JPG

Dejá tu comentario