Extra

Edición Impresa

El capitán, de los pocos rescatables en el caos

Gustavo Gómez, la muralla de la Selección Nacional, se llevó todos los elogios de la afición. Demostró en más de una ocasión que para nada le pesa el brazalete de capitán. A pesar de la dolorosa derrota, dijo que la Albirró se complicó sola.

En medio del caos, hubo un hombre que demostró toda la garra guaraní que siempre se pide a los muchachos de la Albirroja; el capitán Gustavo Gómez tuvo que salvar todas las macanadas de algunos de sus compañeros para evitar un papelón.

Luego del partido, la Muralla prefirió mirar el vaso medio lleno y seguir mirando hacia el futuro. “Estamos muy tristes, pero creo que hicimos un partido correcto. Nos hicieron un gol de un error nuestro. Nosotros somos un equipo en construcción, de a poco vamos entendiendo lo que quiere el profe Berizzo. El fútbol es así, cada partido te deja una enseñanza”, explicó el defensor.

En otro momento, Gómez se refirió a la jugada desgraciada de Matías, que terminó inclinando la balanza. “En todos los partidos hay errores, lo cometimos nosotros al querer salir jugando, pero es también lo que pide el entrenador”, añadió.

No obstante, el capitán es consciente que la esperanza es lo último que se pierde. “Esperamos el resultado para ver si podemos ser uno de los mejores terceros”, remató.

Soldado guaraní

La Copa América 2019 confirmó a Gustavo Gómez como uno de los fijos en la Selección Paraguaya para las Eliminatorias Sudamericanas camino a Qatar 2022.

Dejá tu comentario