Extra
clima
30º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

El arquero fachero que se convirtió en modelo

Su pasión es el fútbol, su hobby las fotos y pasarelas.

Barba prolija, mirada seductora, peinado con onda y una facha matadora son los atributos que llevaron a Marcos David Benítez (21 años), exintegrante del plantel de River Plate en el 2016, a entrar en el mundo del modelaje.

El arquero oriundo de Bella Vista Norte, frontera con Brasil, vino en el 2013 a Asunción para hacer las inferiores pasando por Atlántida, Fernando de la Mora, Sol de América y Rubio Ñu. También tuvo chance de probar un tiempo en Palmeiras.

20191018-023 23-A-Vie,ph03_11135_16089992.jpg

Sin embargo, luego de ver que no tenía muchos ingresos se le abrieron otras puertas para progresar en la vida. “El fútbol de campo dejé porque el tema económico nunca ayudó. Después tuve la oportunidad de estudiar Medicina, actualmente estoy cursando el tercer año”, contó a EXTRA.

Si bien se alejó de las canchas grandes, el chico sigue atajando en la modalidad de futsal y hándbol, que inclusive le ayuda a cubrir sus estudios.

“Gané seis meses de facultad gratis jugando Hándbol en la selección de Amambay”, mencionó el protagonista.

En medio de esas actividades le surgió este año una nueva forma para generar dinero aprovechando sus dotes de galán. “El dueño de Fashion Model Agency entró en contacto conmigo cuando vio mi cantidad de seguidores en el Instagram. Di unos cursos y comencé”, indicó.

20191018-023 23-A-Vie,ph01_9470_16089795.jpg

Una vez que hizo su primer trabajo como modelo, le llovieron ofertas par ser imagen de marcas, empresas y para desfilar por varias pasarelas. “Fue una explosión, porque entré hace 6 meses y ya estoy haciendo más de 18 eventos”, resaltó.

Por más de que es una persona multifacética, Marcos tiene un orden de prioridades para su vida. “El fútbol siempre es mi fuerte, Medicina es mi base y el modelaje es un hobby que no entorpece a lo demás por su horario flexible”, aseguró el norteño fachero.

Dejá tu comentario