Extra

Edición Impresa

Ebrio atacó con un cuchillo a su concubina y la dejó grave

La policía logró detener al sujeto gracias a los vecinos, en Asunción.

Gabriela Carolina Noguera Gómez (27) apenas tuvo fuerzas para correr por su vida hasta la casa de una vecina. Al llegar al patio, cayó casi inconsciente y bañada en sangre. La mujer quedó internada con pronóstico reservado tras sufrir estocadas en el pecho y el estómago.

Según el oficial Luis Pereira, de la Comisaría 24 Metropolitana, Noguera solo atinó a dar el nombre de Gerardo Florentino Vera Núñez (56), su concubino, como autor del ataque.

De acuerdo al relato policial, la dueña de casa llamó desesperada a pedir auxilio a la policía para alertar sobre el hecho, que ocurrió en 36 Proyectada y Pa’i Pérez, de Asunción, ya entrada la noche del sábado.

Grave

La víctima fue encontrada ensangrentada en el patio de una casa ubicada sobre Capitán Figari entre 36 y 37 Proyectada. Desde ahí fue llevada al Hospital de Barrio Obrero, pero después de la inspección médica se determinó que sus heridas eran graves y fue trasladada al Hospital de Trauma.

Luego de llevar a la víctima para ser asistida, los intervinientes recabaron datos del presunto autor.

Nuevamente los vecinos ayudaron a dar pistas sobre el paradero del hombre y lo encontraron en su vivienda, totalmente borracho. En poder del denunciado había un cuchillo, con el que se presume hirió a su concubina, además de una botella de caña.

Vera Núñez fue llevado al Departamento de Investigación de Hechos Punibles para el alcotest, arrojando un resultado positivo de 0,78 mg/l.

El hecho fue comunicado a la fiscala María Irene Álvarez, quien solicitó que el aprehendido sea trasladado a su unidad penal para la declaración indagatoria.

“Todo agresor es machista”

La fiscala Liliana Zayas, de la Unidad Especializada de Lucha contra la Violencia Familiar, indicó que se han superado 450 denuncias, solamente en Asunción, en 40 días. La psicóloga Lourdes Ostergat dijo a la 1020 AM que “muchos de los casos de violencia se dan porque el hombre tiene el concepto de que una mujer es de su propiedad. Todo agresor es machista, pero no todo machista es agresor. Es culpa del patriarcado, que da todo el poder al hombre y a la mujer le corresponde sumisión”, dijo la profesional.

Dejá tu comentario