Extra
Destacados
clima
29º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

De vender mangos a ser figura en la final de la Suda

La increíble historia del golero de Independiente del Valle, Jorge Pinos.

Contra todo pronóstico y aguando una farra espectacular con cumbia santafesina, Independiente del Valle se llevó a Sangolquí, Ecuador, la primera estrella internacional de su historia, luego de callar a los más de 35 mil hinchas sabaleros que estuvieron en La Nueva Olla.

La hazaña negriazul tuvo como protagonista a un héroe en especial; el golero Jorge Pinos (30), que le tapó un penal a el Pulga Rodríguez en un momento clave. El N°1 no solo le ganó el mano a mano al capitán sabalero, sino que además tiene una historia de superación de película.

Allá por el 2016, Pinos estaba que colgaba los guantes sin haber debutado en la máxima categoría. Los golpes de la vida lo pusieron a trabajar como conductor en un circo, donde aprovechaba también para vender mangos, debido a que no encontraba club donde jugar.

MASTER 20 A1,ph02_11939~993596_16545761.jpg

“Un amigo, que era dueño de un circo, lo llevó a trabajar. Los fines de semana, Pinos hacía de conductor, pero en el intermedio de las funciones vendía funditas con mango. De lunes a jueves atendía el bar de la escuela de su hijo. Antes de eso, trabajó por un mes en Manta, como chofer del carro de su padre”, reza parte de la publicación del diario Extra de Ecuador.

LUN20191111 20 A1,ph03_28798_16545755.jpg

“La primera vez jamás la olvidaré. Cogí las fundas y comencé a recorrer el circo, tenía el charol en mis manos, gritaba ¡mangos, mangos, mangos!, nadie me compró nada”, había contado el golero meses atrás.

Sí tuvo final feliz

Tres años después, Pinos se robó el show en La Nueva Olla y se llevó el trofeo de la Copa Sudamericana a Ecuador. En la tarima de los campeones, le comió la boca a su esposa, quien lo bancó en los momentos más difíciles. También sus padres estuvieron por Asunción.

Dejá tu comentario