Edición Impresa

Contagió emoción al pueblo

Cerro Porteño es el flamante monarca del torneo Apertura en modo COVID.

El pueblo se contagió de emoción y alegría en plena pandemia porque Cerro Porteño sumó ayer su estrella número 33 en una noche mágica y especial por celebrarlo en modo COVID.

El equipo de Arce no sufrió ni un chiqui ya que cuando apenas iban 2 minutos el capitán de ADN azulgrana, Mathías Villasanti, se llevó por delante la pelota apilando a cuatro rivales y luego cruzó el centro para el cierre oportuno de Enzo Giménez quien gritó el 1 a 0.

El gol temprano le quitó la ansiedad al puntero que bajó un cambio sin apretar el acelerador ante un River que quiso pero no pudo complicar a la sólida defensa local.

A ritmo de campeón

A la vuelta del descanso, Cerro, con su característico juego ofensivo de precisión y velocidad, se decidió liquidar al Kelito.

A los 58’ Pachi Carrizo empezó a chulear en el área hasta que Gustavo Giménez arrastró su pie de apoyo y el árbitro no dudó en pitar la pena máxima. Un minuto después, el penalero Diego Churín esta vez no le cedió la responsabilidad a nadie, agarró la caprichosa y la ubicó a un costado de Gavilán para aumentar la ventaja.

A los 82’ el Pulpito Duarte coronó un gran partido y torneo anotando un espectacular tanto de cabeza. Acto seguido, para la anécdota, Patiño cometió penal y Torales marcó el descuento.

Una fecha antes de la culminación, el Ciclón de Barrio Obrero festejó a distancia con la Mitad Más Uno el merecido título del Apertura 2020 de la mano de Francisco Javier Arce Rolón.

Dejá tu comentario