Extra
clima
27º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

Conmovió a todos con la camiseta de su papá

Raquel Riquelme, una fanática cerrista, cuyo papá falleció hace poco, lo homenajeó llevando su casaca al estadio. "Hoy viniste conmigo, papi. No como me hubiera gustado, pero sé que estuviste y nos diste una manito para ganar", dijo la azulgrana.

Raquel Riquelme formó parte de la gran fiesta en Barrio Obrero por la clasificación de Cerro Porteño a cuartos de final de la Copa Libertadores.

Para la fanática azulgrana, el partido fue el doble de especial por el reciente fallecimiento de un ser querido al que lo homenajeó llevando su casaca al estadio. “Hoy viniste conmigo, papi. No como me hubiera gustado, pero sé que estuviste y nos diste una manito para ganar”, tuiteó la señorita, con la foto de la camiseta.

Serafín Riquelme, el papá de Raquel, pasó a la eternidad hace menos de dos semanas tras aguantar, en el Hospital de Capiatá, por cuatro días que le consigan una cama en terapia intensiva. Lamentablemente, el auxilio llegó demasiado tarde. “Recurrimos a la ley de amparo para que el Ministerio se haga cargo y derivarle a un privado. Estuvimos 12 horas esperando que se apruebe el pedido. Al final nos envían la ambulancia y en el traslado falleció”, lamentó la hija a EXTRA.

Don Serafín Cerro Porteño_13651025.jpg

El señor Riquelme solía ir a la cancha cuando el Ciclón jugaba con Capiatá, pero le quedó pendiente conocer la Nueva Olla. Además, su club en Argentina era justamente el Cuervo. “Este era el partido que queríamos que esté, Cerro contra San Lorenzo. Siempre fue nuestro plan que el esté ahí”, comentó.

Raquel asistió al cotejo copero y lo vivió como nunca antes, apelando a una cábala en nombre de su papá. “Desde el primer gol de Cerro yo no paré de llorar porque yo le dije a mi novio: voy a llevar su camiseta porque él (por don Serafín) nos va a hacer ganar”, mencionó.

Hasta las lágrimas

Propios y extraños se emocionaron con la historia de la hincha del Ciclón, y se lo hicieron saber en las redes sociales.

“Muchísimas personas me escribieron para contarme que hasta lloraron. También hinchas de otros clubes, diciéndome: no soy de Cerro pero igual me llegó esto”, señaló.

El mismo Raúl Zapag le dejó un mensaje, sensibilizado por lo de su padre. “Incluso el presidente de Cerro me escribió y me dijo que le llegó mucho. Eso me emocionó”, dijo Raquel, que de ahora en más no irá a alentar al Ciclón sin la azulgrana de don Serafín.

Dejá tu comentario