Extra

Edición Impresa

¡#Con CERRO no se metan!

El Ciclón derrotó a Santaní en una noche con dedicatoria incluida en la Nueva Olla.

“#Con el pueblo no se metan. #Con Cerro no se metan”, fue el mensaje que se pudo leer durante todo el partido en un cartel electrónico a un costado del campo de juego, en la zona de Plateas de la Nueva Olla.

Cero se respeta 2.jpg

Sin embargo, poco o nada le importó la advertencia al cuartero arbitral encabezado por Alipio Colmán, que solo 3 minutos después del pitazo inicial, convalidó un golazo de Isidro Pitta, que estaba más adelantado que don Pedro de Mendoza en el Río de la Plata.

El delantero norteño, que hizo inferiores en el Ciclón, volvió del offside, recibió el balón y la acomodó donde la araña teje su tela con un soberbio derechazo.

No hace falta ni preguntar por Juan Pablo Carrizo, ndaipori hembiaporã.

No obstante, el anfitrión logró sacudirse y ganar terreno. Fue así que a los 22’ llegó a la paridad. Diego Churín, más guapo que Bruce Willis en Duro de Matar, evitó que el balón cruce la línea y en su intento por sacar un centro, la impactó en la mano de Nicolás Olivera. ¡Penalazo! Hernán Novick lo canjeó por el empate.

Luego, solo 4’ después, Churín agigantó su figura cuando, como regalo a la fabricación del penal, recibió un pase maestro de Novick y la acomodó a un costado de Arévalos.

Sin ser la Naranja Mecánica de Johan Cruyff, Cerro Porteño jugó a placer y generando ocasiones. Pero, las chances fueron pasando una tras otra sin llegar el tanto tranquilizador.

Suspenso final

Y fue hasta el minuto 84 que se volvió a sentir la máxima emoción.

Larrivey vio que el Chano se proyectó gritando “¿che ja piko?”.

El Bati le hizo el aguante como ese amigo en el boliche, para luego darle el pase en el área rival. Candia, a sabiendas de que ya estaba en el baile, metió el centro de la muerte. Parece que a Iván Ramírez, defensor santaniano, demasiado le gustó la jugada que le terminó enchufando a su propio arquero.

Sin embargo, el Gigante del Tapiracuai devolvió el suspenso a los 86 minutos, con un derechazo de Blas Díaz que Carrizo acarició un poco a su paso.

Lindo partido en Barrio Obrero con victoria azulgrana, que prácticamente se aseguró el vicecampeonato del torneo Apertura 2019. Mientras que Santaní deberá obrar una especie de milagro en el segundo semestre para seguir siendo equipo de la División de Honor.

tema del resumen.JPG

Dejá tu comentario