Edición Impresa

"Chuté el pasto y me duele todo el empeine"

Un desnivel del Nido conspiró contra Bruno Medina.

Luego del partido en el Nido, ninguno de los tres goles de Cerro Porteño tuvo tanta repercusión como la insólita jugada protagonizada por el futbolista de General Díaz, Bruno Medina.

El zurdo se encargó de patear un tiro de esquina y pasó pelada porque le salió mordido, convirtiéndose en un auténtico blooper. En charla con EXTRA, el volante militar explicó que además de no ejecutar como quería fue víctima del campo de juego.

"No puedo decir que tuvo culpa la cancha porque también yo tuve un poco de culpa, pero realmente esa parte es un poco complicada. En otros partidos, muchos jugadores no pudieron levantar la pelota de ahí, hay un desnivel", indicó.

Su lanzamiento fue un inocente tirito por haber apenas rozado el cuero y agarrado de lleno el gramado.

"Nunca me pasó algo así. Quise chutar fuerte y chuté todo el pasto. Ahora me duele todo el empeine a causa de eso", contó.

Embed

Medina no recibió ningún reto pero se tuvo que bancar las bromas de sus compañeros.

"Nadie me recriminó. Todos confían en mí porque saben mi cualidad. Una de mis fortalezas es patear tiros libres y más todavía por eso me hincharon", mencionó.

El video de su córner se viralizó en las redes con eco en portales internacionales que lo bautizaron como “el peor tiro de esquina de la historia”. El joven mediocampista (23 años) se bajoneó por eso, sin embargo, buscará su desquite.

"Me sentí un poco mal porque soy un jugador que está comenzando, toca mucho en lo anímico pero sigo con la fe puesta porque como dicen: la vida y el fútbol te dan revancha", finalizó.

Dejá tu comentario