Extra

Edición Impresa

Choferes no acatarán orden de regulada de colectivos

Desde Cetrapam amenazaron con sacar menos unidades a las calles desde el próximo 1 de enero, sin embargo los conductores aseguran que no accederán a lo que consideran un chantaje por parte de los empresarios.

La disminución del precio del pasaje en G. 100 para los colectivos con aire no fue bien recibida por los transportistas. El Gobierno aumentó el subsidio para este sector, razón por la cual se dio el mínimo reajuste, pero según César Ruiz Díaz, gerente de la Central de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (CETRAPAM), solo fue para congraciarse con los usuarios.

Aseguró que el equipo económico del Gobierno alteró datos y que de ahora en más estarían trabajando a pérdida, por lo que amenazan con regular la frecuencia de los micros.

Conflicto

Pero al parecer el dolor de cabeza de Ruiz Díaz no solo será el Ejecutivo, ya que al paso de sus declaraciones salió Juan Villalba, titular de la Federación Paraguaya de Trabajadores del Transporte (Fepatrat), quien aseguró que CETRAPAM no les marcará la hoja de ruta.

“Ellos pueden decir que habrá regulada, pero nosotros somos los que conducimos los colectivos y a ningún compañero le conviene esa medida”, advirtió el gremialista.

Explicó que un chofer cuyo itinerario es el área central hace de 4 a 5 redondos por día, mientras que los que cubren el área metropolitana tienen una frecuencia de 6 o 7 redondos. “Se gana entre G. G. 40 a 45 mil por redondo, si te quitan uno en el día sería una pérdida irreparable”, detalló.

Aseguró que los 24 sindicatos nucleados en Fepatrat no cederán al chantaje de los empresarios.

Ruiz Díaz sigue con la sangre en los ojos y aseguró que no tolerarán que metan la mano en sus bolsillos.

“Tenemos una deuda de 70.000.000 de dólares en el sistema financiero nacional. No nos vamos a quedar en el molde", dijo ayer la 970 AM.

Culpó además al Gobierno por el incumplimiento en que cayeron algunos dueños de flotas.

“Hay empresas de transporte que no pagaron aún aguinaldo porque hace tres meses que el Estado no paga subsidio", indicó.

Se les obliga a agarrar dinero

Villalba lamentó el abandono del Gobierno, dijo que el sector se siente desprotegido ante las innumerables denuncias de incumplimiento laboral.

“Nos hicieron llegar denuncias como cada fin de año de que hay empresas que obligan a los conductores a agarrar G. 300 ó G. 400 mil y firmar por un papel que recibieron la totalidad de lo que les corresponde”, denunció.

Además aseguró que muchos son explotados con largas horas de trabajo.

Dejá tu comentario