Edición Impresa

Castigó a los universitarios

El Rey recuperó la sonrisa imponiendo su autoridad ante el Rayadito.

Comenzando una nueva era post Garnero, Olimpia se sacudió al fin de la mala racha superando a San Lorenzo por 3 a 1 en lo que fue su primera alegría del Torneo Clausura.

El Rayadito entró al Bosque con una propuesta arriesgada tratando de jugarle de tú a tú al Rey y no le salió como esperaba. Ese planteamiento le facilitó las cosas al local que rápidamente a los 9’ abrió el marcador. Rodrigo Rojas detectó un hueco en la defensa y filtró un pase milimétrico para Roque Santa Cruz que fusiló al techo del arco para el 1 a 0. Cinco minutos después utilizando la misma fórmula pero por arriba el Hijo Pródigo lo dejó nuevamente mano a mano con el arquero al Babygol que esta vez perdió el duelo ante Wilson Quiñónez.

El primer remate a portería del Santo llegó recién allá por los 38’ cuando Salgueiro maniobró en el borde del área se acomodó para su derecha y sacó un remate mordido que ni despeinó a Aguilar.

Se enojó el Decano

Con caradurez la visita no desistió de su plan, siguió con una postura ofensiva sin preocuparse demasiado de su retaguardia y logró emparejar el cotejo. A los 53’ Miño habilitó por derecha a Luis Barrios que disparó potente, el arquero de la O le regaló su primer palo y ahí se clavó la pelota para el 1 a 1.

Los universitarios le tocaron la oreja al Decano que más tarde los terminó castigando. Antes, Braian Ojeda; figura en el mediocampo de Olimpia, estrelló un tiro en el travesaño. A los 72’ le tocó el turno a Isidro Pitta que sobre la media luna gatilló por abajo y perforó las redes poniendo arriba a la O. Néstor Camacho coronó el triunfo del Rey a los 85’, picó solito y luego ajustició a Quiñónez.

Dejá tu comentario