Edición Impresa

Barre las calles sobre una silla de ruedas

Hace tres años cayó de un árbol que estaba podando.El hombre es muy admirado por ser trabajador.

A las 7:00 puntualmente, Juan Villalba (64), ya está en la calle con su escoba, palita y bolsa en la mano, listo para iniciar su jornada laboral, barriendo los alrededores de la avenida Costanera Padre Bolik de Encarnación.

Pareciera una historia más, pero no, Juan hace su trabajo de limpieza en silla de ruedas. Un ejemplazo.

Hace tres años, tuvo un accidente, mientras podaba un árbol. Cayó desde lo más alto y se rompió la cadera, que le causó la pérdida de movilidad desde la mitad de su cuerpo para abajo. Sin embargo, eso no fue un impedimento para que él pudiera trabajar.

No puede mover su brazo y pierna derecha, por lo que con la izquierda agarra la escoba y junta las hojas y basuras que se acumulan al costado de las rutas. Luego las alza con la palita y las deposita en la bolsa, todo lo hace con una sola mano.

“Él cobra una especie de subsidio en la Municipalidad por el accidente que tuvo, pero no puede estar sin hacer nada, entonces sale a barrer las calles. Su doctor nos recomendó que él haga algo”, contó a EXTRA su esposa, Abina Troche de 75 años.

El hombre es muy querido. “Acá todos son mis amigos, los jóvenes amanecen todos farreando y cuando me ven, me ayudan a juntar las tapitas, latitas y botellas de cerveza”, dijo Juan, que siempre va acompañado de su perro Tony.

“Yo me distraigo barriendo, no puedo quedarme sin hacer algo y con esto también demuestro que las personas con discapacidad podemos seguir trabajando. Agradezco al departamento de Aseo Urbano por darme esta oportunidad”, concluyó.

Dejá tu comentario