Extra

Edición Impresa

"Antes de irme lo voy a ver campeón"

El Nino Arrúa cree que la Libertadores es cuestión de tiempo para Cerro.

Si hay alguien que se identifica con los colores de Cerro Porteño, alguien que no solo fue futbolista sino que nació en una cuna cerrista, es el inmortal Saturnino Arrúa. El iteño es considerado el máximo ídolo que pasó por barrio Obrero.

Justo en el día en que el Ciclón cumplió 107 años de vida institucional, el Nino confesó que su sueño es ver lo que todos los cerristas del país y del mundo quieren; a Cerro Porteño campeón de la Libertadores.

“Hoy tenemos un estadio fabuloso y creo que antes de irme del mundo lo voy a ver campeón de la Copa Libertadores. Algún día vamos a conseguir eso que tanto soñamos, somos un club grande, sufrido y me encantaría que los jugadores piensen en el público de Cerro. Veo que los hinchas le quieren a Cerro, después de dejar el fútbol me di cuenta lo que Cerro significa para el pueblo”, indicó Arrúa en charla con la 730 AM.

El exfutbolista de 70 años volvió a asegurar que si su camada no llegó a ganar algún título internacional, solo fue por falta de ganas.

“Nosotros pudimos conseguir el objetivo, pero en esa época no se le daba mucha importancia a la Libertadores, porque no daba mucha plata, le dábamos más importancia al torneo local y en esa época teníamos la base de la Selección Nacional, ese equipo se formó en la cantera de Cerro, conocíamos todo de Cerro, teníamos un cariño especial por el club”, expresó.

En otro momento, el Nino comparó a la actual versión del Rey de Copas con el Ciclón de los años 70, que se paseaba en el fútbol paraguayo.

“Olimpia no tiene adversario, como nosotros no teníamos. Vos creés que no siento en el alma. Lo veo al pueblo que está sufriendo. Cerro juega hoy como jugaba Olimpia antes y Olimpia juega hoy el fútbol que siempre jugó Cerro Porteño, el juego bonito”, aseguró.

Escuchame, flaco

Por último, el iteño adelantó que se acercará a charlar con Raúl Zapag, presidente de la institución.

“Lo estoy viendo muy mal a Cerro, este no es el juego que uno está acostumbrado a ver. Voy a ir a hablar con Raúl Zapag por el bien del club. Y si no quiere escuchar a una persona entendida de esto, paciencia”, remató.

Dejá tu comentario