Extra

Edición Impresa

Alumnito que sufrió abuso se mudó de ciudad con su familia

Debido al trauma, ya no quiere ir a ninguna escuela, contó su mamá. Estadísticas del Ministerio de Educación revelan que reciben por lo menos tres denuncias por mes. Todos los casos ocurren dentro del ámbito educativo.

La terrible noticia de que a Óscar (nombre ficticio) le habían arrebatado la inocencia en la propia escuela, convirtió la vida de la familia en un verdadero infierno.

La mamá del niño de 6 años contó que cada día luchan contra los recuerdos de aquella pesadilla que les tocó vivir.

“Estamos haciendo de todo para que nuestro hijo supere lo que pasó”, señaló la mujer.

El pasado 31 de agosto, salió a la luz el terrible hecho: un alumno de primer grado fue abusado sexualmente en el baño de una institución por otro menor de edad de grado superior.

A raíz de esto, toda la familia tuvo que incluso mudarse de la ciudad de Villa Elisa.

“Nos mudamos porque lastimosamente fuimos atacados por las críticas y la mala gente que se puso en nuestra contra. No podíamos más ni salir a la calle”, explicó la mamá de la víctima.

Óscar fue a otra casa, otra escuela y conoció otros compañeritos; sin embargo, eso no fue suficiente para calmar el miedo.

“Solo pudo asistir un día. Volver a una escuela le hizo recordar todo lo que pasó, está traumado”, comentó.

La mujer añadió que irá hasta las últimas consecuencias con el caso.

Prisión domiciliaria

Sonia Escauriza, directora de la Niñez del Ministerio de Educación, señaló que el adolescente, supuesto autor de abuso, por las normas de convivencia fue suspendido; no obstante, sigue con sus estudios dando clases a distancia, remarcó.

La fiscala del caso, Fabiola Molas, dijo que solicitó prisión domiciliaria para el menor, pero que será el juez Camilo Torres quien decida si va a un Centro Educativo o si quedará con la domiciliaria, que fue lo que solicitaron los abogados defensores.

Docentes están en la mira

Roberto Benítez, asesor Jurídico del MEC en el departamento de San Pedro, indicó que desde hoy se harán algunas entrevistas a fin de determinar la responsabilidad de los docentes de una institución de Santa Rosa del Aguaray. Esto, luego de la denuncia de abuso sexual que habría ocurrido en el baño durante el recreo, donde resultó víctima un niño de 7 años. Se sindica como autores del hecho a tres menores de su misma edad. Benítez aseguró que existe una resolución que establece que en las horas de receso los alumnos deben ser cuidados por algún docente en caso de que no se tenga orientadores o personales administrativos.

Estadísticas del MEC

estadisticas
estadisticas

Dejá tu comentario