Extra
clima
29º C
G 6260
Dólar venta
G 6180
Dólar compra

Edición Impresa

Acusaron a un árbitro de pegar a un mitã'i

El juez contraatacó por Facebook a denunciantes.

En el fútbol de ascenso de Caacupé, específicamente en un compromiso de inferiores, un árbitro estuvo en el ojo de la tormenta a tal punto de que lo señalaron de haber agredido a un chico de uno de los equipos.

Al periodista de radio Serranía, Óscar González, le pasaron fotos de la boca hinchada del mitã’i y una versión de lo que sucedió en dicho partido. “Un jugador de la categoría juvenil del club 14 de Mayo de 15 años, fue agredido, supuestamente, por el árbitro Guido Velázquez. El árbitro también recibió insultos e improperios de parte de los atletas de este club, por haber sancionado un penal a favor del club Juventud Cordillerana después de haberse cumplido el tiempo reglamentario. Según nuestra fuente, fueron expulsados 10 jugadores del club 14 de Mayo”, dice parte del posteo en Facebook del comunicador de la zona.

Inmediatamente, el réfere se hizo eco de la publicación poniendo en duda la veracidad de la misma. “¿Participaste hoy Óscar Andrés González?. Hablen con pruebas, no inventando para tener rating. Nos vemos en otra instancia señor”, le respondió Velázquez.

20191202-021 material A,ph03_22484_16958407.jpg

El juez cree que armaron esa historia para desviar la atención. “En mi informe puse elevaré informe y en ese trayecto le llamaron al periodista de acá informándole que le golpeé a un jugador para presionar seguramente”, fue lo poco que pudo mencionar a EXTRA, porque tenía un cotejo que pitar.

Fuerte cruce

Una señora de nombre Josefina Fleitas criticó duramente a Guido Velázquez en el Facebook por la supuesta agresión. “Le creo capaz a ese tipo, es una basura de persona y hacerle eso a un pequeño no se puede. A mi hijo le toca esa basura y lo mato así de simple es”, comentó.

El soplapitos lejos de mantener la compostura le respondió de la misma forma. “Matame si te animas gran carruaje de Caacupé. Nde la basura nde rubia oxigenada”, he’imi chupe. ¡Che diooo!

Dejá tu comentario