Extra

Edición Impresa

A taxistas les llueven clientes en el DÍA DE LOS INFIELES

Los trabajadores del volante coinciden en que no es justamente el 14 de febrero la fecha en la que hacen su "agosto", sino la víspera.

Pasar un momento romántico con el “chuli” por el día de los enamorados, es lo que normalmente desea toda pareja. Cada 14 de febrero, luego del acostumbrado regalo y la cena, las citas casi siempre terminan entre las cuatro paredes de un motel. Y los que hacen su agosto en estas fechas, son los taxistas, al menos eso era lo que pensábamos.

Pero Luis Viera Hermosa, un antiguo trabajador del volante de Lambaré, se encargó de echar por tierra esta lógica.

Con más de 20 años de experiencia manejando el coche amarillo, Don Luis asegura que no es justamente el 14 el día que tienen más clientes.

“Hay mucho movimiento, pero el día previo al día de los enamorados, el 13 pues es el día de los cuernos”, contó.

Del análisis que hizo el taxista, se desprende que los maridos generalmente son muy controlados por la “catedral” el día de San Valentín, entonces deciden hacer su golpe antes.

Reveló que los “niditos de amor post pago” que se encuentran escondiditos en el centro son los destinos más solicitados y el horario de oficina es cuando las líneas bajas de las paradas no dejan de sonar. “Los funcionarios públicos son los clientes más fieles; también los particulares pero los que están en instituciones pues a esa hora nomás se pueden escapar”, explicó.

A la teoría de Don Luis se suma Daniel López, taxista de Ñemby. El joven conductor también fue testigo de historias donde aparecen la titular y la suplente. “Le busqué a un amigo de su casa y me pidió ir a otra que era la de la chica. Llegamos, la chica subió y les llevé directo al telo. Eso fue un 13 al día siguiente llaman a la línea baja y era un muchacho quien pidió taxi me fui y era la misma casa de la chica, pero con el titular ya”, recordó en medio de una carcajada.

Estas anécdotas terminan por refutar la teoría de que el día de los enamorados es cuando se llenan los moteles y los taxistas hacen su agosto.

Al estilo “brasileño”

Julio Arce, trabaja en un centro de depilación masculino y asegura que a medida que se acercan estas fechas los hombres llenan su local.

HOMBRES DEPILADOS.jpg

Dijo que el cuidado masculino cambió. “El estilo que más prefieren es el brasileño, que es cuando se deja algo de pelo en el pubis o sea la depilación no es completa”, explicó.

Dijo que para el día de los enamorados, la cantidad de clientes se triplica. Agregó que incluso van señores de 60 años.

Dejá tu comentario