Edición Impresa

A lo Messi se armó la novela por el Vikingo

Presi de Luqueño se negó a firmar la desvinculación.

Europa conmocionado por la feroz disputa que se dio en torno al pase de Messi y acá... bueno también se armó algo parecido.

El martes había saltado la noticia de que Isidro Pitta prácticamente se mudaba a Para Uno. Pero ayer dirigentes de Luqueño sorprendieron con sus declaraciones porque negaron que se haya llegado a un trato. "No estamos de acuerdo con su ida", le bajó Celso Cáceres, el presi del Kure, a radio Urbana. En tanto que a otra emisora, el mandamás del Auriazul aseguró que tenían contrato hasta fin de año y que debía estar en el duelo de ayer. "Si no se presenta va a quedar un mal precedente, él sigue teniendo contrato", insistió en contacto con la 970.

Pulseada

Al paso de estas declaraciones salió el representante del Vikingo, que se fue a la carga sobre los dichos de Cáceres. "El presidente de Luqueño sabía que se iba Pitta, hablé con él varias veces", dijo Juan Alberto Dragotto a FALG.

El empresario detalló que el contrato tiene una cláusula de rescisión, que se hace efectiva con la manifestación de alguna de las partes y el pago del equivalente a un mes de contrato del jugador. "Lo máximo que puede aspirar Luqueño es cobrar 25.000.000 de guaraníes, Pitta ya no quiere seguir en Luqueño por varias situaciones", aseguró.

Pero cuando se presentaron al club para dar por terminado el contrato, Cáceres se negó a firmar. Entonces dejaron constancia sobre lo ocurrido en una escribanía.

"Yo tengo que defender a la institución. Si nos quedamos de brazos cruzados, todos los jugadores que reciban oferta se van a ir", se defendió el presi de Luqueño.

Como las cosas no se dieron por las buenas entonces tuvieron que recurrir a la APF.

"Presentamos una nota. Ya podemos decir que Isidro Pitta es jugador libre", anunció Dragotto ayer en horas de la tarde. Finalmente Olimpia ganó la pulseada y Pitta vestirá la Franja.

Dejá tu comentario