Deportes

Yenny, la pelotera que retrata a futbolistas

La joven de 17 años sueña con perfeccionar la técnica.

Siendo apenas una niña plasmaba su imaginación en una hoja de papel, de manera casi perfecta. Con el paso de los años fue descubriendo su pasión por los retratos yal mismo tiempo crecía en ella otro talento innato: el fútbol.

Yenny Patiño es una joven de 17 años oriunda de Natalio, departamento de Itapúa, quien sueña con dar a conocer lo que puede hace sobre un pedazo de madera así como dentro de una cancha.

MASTER 20 A1,ph02_11939~699141_25478564.jpg

“Ella no estudia artes, nadie le enseñó cómo hacerlo, desde chiquitita aprendió sola a dibujar y cuando tuvo 14 años empezó hacer retratos de personas a lápiz, sin pintar porque no tenía materiales para eso”, explicó a EXTRA Nilda Cáceres mamá de Yenny. Como el año pasado solo hubo clases virtuales la adolescente se metió de lleno en perfeccionar su técnica.

Número.JPG

“Vino la cuarentena y ella tenía 5 colores de tempera acrilex y un pincel. Empezó a practicar por una puerta de terciada. Su sueño era siempre pintar cuadros y le salió por la puerta y le pidió a su papá que le compre materiales”, contó Cáceres.

Villasanti.jfif

Ser amante del balompié hizo que se enfocara en retratar a jugadores de fútbol como Diego Churín, Mathías Villasanti, Miguel Almirón, entre otros. De momento la adolescente pinta a pedido de amigos y conocidos. Con la venta compra los materiales que le hacen falta.

Trayectoria

Como te contamos antes, Yenny no solo hace arte sobre madera, también la mueve con la caprichosa.

MIE20210310-20-A1,ph03_27343_25478579.jpg

“Actualmente estoy fichada en el club Sol de Mayo, de Hohenau, y también estuve jugando la Liga de Desarrollo Sudaméricano 2019 en Asunción con la Selección Estudiantil de Ñeembucú Sub 16. Fui campeona en 2019 con el club Hogar y Selva de la Liga San Rafael. Soy delantera, me inclino más por la derecha”, detalló la pelotera. Para Yenny los sueños están para ser cumplidos y asegura que irá tras los suyos.

No creían en el talento de Yenny

Doña Nilda no olvida el día que Yenny llegó llorando de la escuela. “Cuando estaba en preescolar ella dibujó una princesa, le mostró a su profesora y no le creyó. Vino a casa y me dijo llorando que su maestra no le creyó que ella había dibujado. Le dijo que seguro su hermana le había hecho y ella lloraba por eso. En el colegio su profesor de Artística le dijo en guaraní ‘amboguy ndeve che sombrero’ (me quito el sombrero), porque dijo que es muy difícil dibujar el retrato de personas”, comentó.

Dejá tu comentario