Deportes

"Un presidente de Luqueño me esperó con su revólver"

Martín Saric habló sobre su experiencia en nuestro país. Su paso por el chanchón le marcó la carrera.

Una larga y exitosa trayectoria, que entre las idas y vueltas del fútbol marcó la vida del exdelantero argentino Martín Saric, y su experiencia en tierra guaraní no fue la excepción.

Allá por el 2001, había arribado como flamante refuerzo de Luqueño, club del que llevó gratos recuerdos, algunos algo raros, tal y como lo reveló.

“Aprendí mucho en Paraguay, fue una gran experiencia para mí”, reconoció el exfutbolista en una charla en Instagram, con el portal digital Esto es Sin VAR.

Jugó en distintas partes del mundo, tuvo pasos importantes por Croacia, Eslvenia, Estados Unidos, Israel, Rumania, entre otros países, sin embargo, en nuestro país hubo situaciones que se quedaron grabadas para siempre en su mente.

“En Paraguay los hinchas nos tiraban hasta con naranjas”, mencionó el extranjero.

Saric incluso rememoró una particular vivencia, estando en el Chanchón, aunque no especificó en qué tiempo sucedió, ya que tuvo una segunda etapa en el 2011.

“Un presidente de Sportivo Luqueño me esperó en cuero con un revólver arriba de la mesa”, aseguró, dejando helados a todos los que lo estaban viendo.

Por otra parte, señaló que también tuvo la oportunidad de jugar en uno de los grandes, pero que por una cuestión familiar no se pudo dar .

“Estuve cerca de llegar a Cerro Porteño, pero decidí volver a Argentina por lo que pasó con Mirko y quería estar con mi familia”, tiró. Es que su hermano, quien sufría de depresión, se había suicidado.

Enseñanza

Por último, se mostró agradecido con la oportunidad y la enseñanza que le dio el deporte rey en la vida. “El fútbol me ha dado muchos amigos con grandes valores. Nunca hay que tener miedo y siempre hay que ir con la verdad”, remató.

Dejá tu comentario