Deportes

Tocaba puertas para que creyeran que era el póra

Rambert Vera fue el más kachiãi de la Albirroja en el 2010.

Dentro del campo de juego tenía cara de pocos amigos, trozaba e intimidaba con su presencia en la media cancha pero afuera era el más alegre de todos, hablamos de Enrique Vera quien contagiaba buena onda cuando estaba en la Selección Paraguaya.

El exalbirrojo, quien es considerado por Roque Santa Cruz y otros colegas como uno de los tipos más divertidos, recordó lo bien que la pasaron en el Mundial de Sudáfrica 2010.

"Por momentos no podíamos ni almorzar de tanto que nos reíamos, con los de la cocina, en los pasillos asustando a los doctores. Ese grupo fue único, agradecido porque los compañeros se acuerdan de mí de esa manera", comentó.

Rambert contó que en una de sus travesuras se le fue la mano sin querer queriendo.

"Me escondí debajo de la mesa y agarré al doctor Martínez (Aldo) de las patas. Me terminé asustando mucho luego porque había sido tenia un problemita de salud. Le pedí disculpas", relató entre risas.

Nadie se salvaba de las ocurrencias que tenía el kachiãi mediocampista en tierras africanas.

"Siempre me tiraban la culpa a mí de las bromas. Me solía esconder por las noches y tocaba de madrugada las puertas de las cabañas de los compañeros para decir que había fantasmas (risas)", rememoró.

Vera, a parte de ser agraciado, era solidario con sus kapes, por ejemplo, ayudaba el Babygol a entender los chistes en nuestro dulce idioma, aunque capaz le farreaba otra vez al final.

"Varias anécdotas tuvimos, a Roque Santa Cruz le solía traducir al español cuando hablábamos en guaraní", mencionó el simpático pelotero a la 970 AM.

"Por algo pasan las cosas"

En sus recuerdos futbolísticos del Mundial de hace diez años, Enrique Vera no se olvida de la acción en la que no alcanzó a trozar al Cerebro de España en los cuartos de final, para cortar el ataque que terminó en el gol de David Villa.

"Hasta pasados unos años, yo no quería ver el partido porque se venían cosas a la mente. La jugada donde quise bajar a Andrés Iniesta y se escapó, cosas así, pero luego uno se da cuenta que por algo pasan las cosas", señaló.

Dejá tu comentario