Extra

Deportes

Tito llegó a la selección y agradeció a su mentor

Iván Torres es uno de los que forman parte de la prelista que dio a conocer el DT de la Selección Nacional Eduardo Berizzo, de cara a la Copa América. El lateral zurdo dijo que la convocatoria en parte se lo debe al Chiqui Arce, quien se encargó hasta de moldear su carácter.

Se dice que el fútbol es la dinámica de lo impensado, donde todo puede suceder, y que lo cuente Iván Tito Torres, quien de ser volante zurdo del Ciclón, acabó siendo lateral izquierdo, y encima, jugando en el tradicional rival.

“El Chiqui Arce fue el primero que me puso de lateral izquierdo, me insistió mucho en eso, él formó mi carácter, era algo retobado'i”, reveló Torres a la 970 AM.

Y este cambio, vaya que sí valió la pena, pues le sirvió para que el estratega de la Albirroja, Eduardo Berizzo, le haya incluido en la prelista para la Copa América de Brasil, que arranca el mes que viene.

“Le agradezco mucho a Chiqui Arce y a Blas (Cristaldo), me ayudaron muchísimo, hay que saber valorar eso”, acotó.

Reconoció además que desde que adquirió su nuevo puesto, le tomó tanto cariño, que si fuera por él ya no le gustaría salir de ahí.

“Aprendí a jugar y me gusta jugar mucho de lateral izquierdo, pero si me piden jugar de volante, aceptaré”, aseguró.

Un orgullo

Respecto al llamado que le hizo el seleccionador, Tito se lo toma muy a pecho, indicando que no bajará los brazos hasta estar en la lista final.

“En toda mi carrera peleé para ser llamado a la selección, sé que estoy en la prelista pero ahora la meta que tengo es quedarme entre los convocados”, expresó.

También se refirió a la opinión de la afición, muchos desaprobaron su convocatoria, entre ellos incluso varios hinchas del Rey de Copas. “Está bien eso (los reproches), los hinchas tienen que ser exigentes porque estamos en un club grande, no lo tomo a mal eso”, remató.

Lo cierto y lo concreto es que digan lo que digan, Torres se ha ganado un puesto en la consideración del Toto Berizzo, quien decidirá si estará o no en Brasil, en junio.

Dejá tu comentario