Extra

Deportes

Terminó en un sanatorio por la derrota del Ciclón

La insólita suerte de Ña Bachi por culpa del clásico.

Si hay algo que el hincha del Ciclón no tolera es perder un clásico y doña Basilicia Giménez, mejor conocida como Ña Bachi, no es la excepción. De los nervios por la derrota del domingo, se tropezó cuando volvía a su domicilio en Ñemby y producto de la caída acabó internada en un sanatorio.

"Me da rabia mi equipo, por culpa de esos jugadores que no ponen lo que tienen que poner en la cancha, quedé toda golpeada y encima se me rompió mi anteojo. Para mí lo peor es perder contra Olimpia", reclamó la fanática desde una sala de un sanatorio capitalino.

El lente roto no fue lo único, también hubo una platita apostada, por lo que la abuela se mostró muy desilusionada.

"Hasta me quedé sin lentes, ellos deberían comprame un anteojo nuevo. Y para colmo aposté por ellos y me defraudaron, ¡quién me repone eso! Yo tenía la esperanza en ganar este clásico", agregó.

Esperanza memete

Si bien el enojo es momentáneo, Doña Bachi le sigue teniendo fe al plantel. Es más, sueña con conocer a algunos de los jugadores, y aún tiene la ilusión de avanzar de ronda en la Libertadores.

"Ojalá ganemos ese partido y sigamos en carrera, hasta pienso atar sapos como cábala si es posible.

Les sigo teniendo fe, esperemos no me vuelvan a defraudar", contó a EXTRA. La abuela se rompió la frente, pero el brazo se llevó la peor parte y tuvo que pasar por cirugía.

Dejá tu comentario