Deportes

Tata: "Fue el momento más feliz de mi vida"

Por la cabeza de Martino pasó volver a dirigir a la Sele.

Pasó una década pero, las emociones permanecen intactas. Tacuara Cardozo con un penal para el infarto convertía el gol de la gesta heroica, para que Paraguay, por primera vez en la historia, inscriba su nombre entre los 8 mejores del planeta.

El Mundial de Sudáfrica le había dado a la Albirró el mote de la selección que “mete miedo”.

El artífice de aquella hazaña, Gerardo Tata Martino, habló de las secuelas que dejó la recordada clasificación frente a Japón. “El momento más lindo de mi vida fue con la selección y se terminó en la Copa del Mundo, fueron 5 años y fui feliz”, dijo a Fútbol a lo Grande.

MASTER 20 A1,ph02_11939~593859_20825389.jpg

El argentino asegura que todos los componentes del equipo se encontraban en la cúspide de sus carreras. “Llegábamos todos en nuestro mejor momento. Cuatro de nuestros delanteros estaban en clubes importantes y ligas top de Europa. Era una Selección muy fuerte y quedó demostrado”, expresó.

Sin embargo, para Martino queda la espinita del partido posterior a Japón, cuando la selección guaraní enfrentó a quien entonces se coronaría Campeón del Mundo. “Pudimos jugar la final, eso iba a ser algo histórico. Contra España hubo un momento donde el rival nos superaba y nos replegamos”, rememoró.

¿Pensó en volver?

Confesó que recibió llamadas para retornar al lugar donde fue feliz.

“Me ofrecieron volver a dirigir la Selección Paraguaya, pero simplemente no se dio. Te voy a mentir si te digo que no se me pasaba por la cabeza poner en riesgo todo lo que hice en esos 5 años que estuve. El vínculo con Paraguay es muy grande, uno siempre piensa más de la cuenta y no se quiere equivocar”, concluyó.

La llamada de Morel

Recordar la hazaña casi no se puede separar de lo que vino después cuando España se encargó de hacer añicos la ilusión de seguir avanzando en el Mundial. Martino comentó que recibió la llamada de uno de sus pupilos de la época. “Me pasó algo muy gracioso hace una semana. Suena mi teléfono y me llama Claudio (Morel), me cuenta que se le dio por ver el partido”, comentó el Tata. Había sido el telefonazo era para lamentarse. “Me dice: ‘Yo no me tenía que haber cerrado tanto en el pase de Iniesta a Pedro’. Yo no me acordaba, le dije sí, puede ser. Diez años después, ellos siguen pensando que podían haberlo evitado”, dijo a la 730.

Interminables pasos

Otro de los protagonistas de la clasificación a cuartos, Enrique Rambert Vera, se trasladó al pasado y revivió cómo fue aquel penal.

“Parecía que nunca iban a terminar esos pasos de Tacuara. Estábamos nerviosos, no queríamos mirar, pero abrazados porque sabíamos que iban a salir bien las cosas”, expresó Vera a la 650. Dijo que fue un momento inolvidable.

Dejá tu comentario