Deportes

Sueña con trancar a Messi y CR7

El Sicario tiene anotado en su lista a dos cracks para atenderlos oportunamente.

Robert Rojas el humilde jugador oriundo de Peguahomi, Concepción, no conoce de límites corriendo detrás de una pelota. Surgió en la Toldería, fue campeón con el Indio, lo transfirieron a un equipo Millonario, vistió la Albirroja y va por más.

El defensor de River Plate la rompió en la última superliga argentina, por esas cosas del fútbol no pudo saborear el título, pero el tremendo nivel del zaguero guaraní hace suponer que no durará mucho tiempo ashá y recibirá más temprano que tarde una oferta de Europa.

Al hablar de sus preferencias con respecto a las ligas del viejo continente, el exaurinegro admitió que desea cruzarse con los dueños de cinco balones de oro cada uno y considerados como los mejores futbolistas del mundo en la actualidad, apenami como diría Jaka.

"Me gustaría jugar en España o Inglaterra. Sueño con poder marcarle a Ronaldo y a Messi. Ojalá en la selección me toque marcarle a Messi", mencionó.

Todo un ídolo

Desde que llegó al vecino país a inicios del 2019, el Sicario se hizo rápidamente popular metiéndose en el corazón del hincha de River por su historia de vida. Los fanáticos de la banda roja quedaron gratamente sorprendidos al enterarse de que, por ejemplo, en sus vacaciones el paraguayo elegía pasarla en su pueblito con sus padres trabajando en la chacra antes que viajar a playas paradisíacas como la mayoría de los peloteros. Por eso y su rendimiento en la cancha, lo adoran.

"Que la gente de River me quiera y me de su cariño para mí es algo muy lindo, es una motivación también para seguir creciendo", valoró.

Sobre su adaptación ashá, el compatriota comentó que encontró un kape colombiano en el plantel millonario.

"Con el que mejor me llevo es con Juan Fer (Quinteros), nos solemos ir juntos a los entrenamientos", contó.

"Chemboresaypa"

Rojas formó parte de la comitiva de futbolistas repatriados que llegaron a mediados de mayo desde Argentina, ingresó a la cuarentena obligatoria por 14 días en un hotel y para salir se le realizó en dos ocasiones la famosa y dolorosa prueba del COVID-19 la cual describió de manera simpática en un expresivo jopara.

"Ndaigústoi kaka upea (hisopado), imolestosoiterei, ñande cerebro entero omomýi ñandehegui. Chemboresaypa (risas)", he’i Robert a la 970 AM.

Dejá tu comentario